Lo pasos que necesitas seguir para una mañana más productiva y feliz

Muchos de nosotros tenemos días atareados de tareas, y terminamos fatigados al punto de no tener fuerzas para hacer nada más que dormir; para dejar de tener días así, tenemos que enfocarnos en comenzar bien la mañana.

El día empieza cuando te vas a dormir. Si el éxito es rastreable, entonces no busque más allá de la noche anterior. Para despertar temprano, tienes que establecer un escenario perfecto para el éxito, mediante el propósito de diseñar un ritual para acostarse.

Por ejemplo, aquí tienes una rutina para que te guíes la hacer una propia:

  1. Ninguna tecnología. Posiblemente sea el esfuerzo más DIFÍCIL de conseguir, prohibir las pantallas (TV, computadora, teléfono) por lo menos, 60-90 minutos antes de ir a dormir. La luz azul afectará la producción de melatonina y los patrones de calidad de sueño.0
  2. Ritual físico. Le puedes decir a tu cuerpo que es hora de ir a la cama haciendo un poco de estiramiento, respiración profunda o meditación unos 30 minutos antes de acostarse. Si es que has tenido un día particularmente difícil, también puedes consumir alimentos que contengan melatonina, por ejemplo: Manzanas, plátanos, naranjas o avena.
  3. Síguele el rastro. Puedes rastrear tu sueño con un Fitbit, de esta manera podrás ver objetivamente cuánto descansaste, lo ideal es de 6-7 horas por noche. Si no estás usando un Fitbit para seguir tu sueño, debes hacerlo. También vienen con una alarma silenciosa impresionante que te despierta sin hacer un sonido.

Estas tres cosas hacen que sea más fácil que te deslices y permanezcas en sueño durante toda la noche, dándote más tiempo en REM, lo que te permite despertar más descansado y refrescado.

Te puede interesar: 9 tácticas efectivas para aumentar la productividad y felicidad en tu empresa

Hora de acostarse

Ahora esta es la parte difícil … ¿Estás listo?

Te reto a que vayas a la cama por lo menos una hora antes de lo que estás acostumbrado.

La mayoría de las personas tratan de despertar temprano con “fuerza bruta”, cuando la clave es realmente llegar a la cama en el momento correcto, con una rutina en su lugar.

Si cumples con todos los pasos, puedes despertar al menos una o dos horas antes de lo que habitualmente te despiertas, y podrás hacer mucho más en tu día, con la ventaja añadida de la claridad y el enfoque que proviene de una noche de descanso y sueño más profundo.

Los beneficios de despertar antes de lo que estás acostumbrado son enormes … y con el tiempo, a medida que tu horario se compone, verá que los resultados comienzan a multiplicarse como loco. Es realmente una sensación surrealista de hacer más cosas antes de las 8 de la mañana que la mayoría de la gente hace en todo el día.

Que puedes hacer

Si tu hora habitual de levantarte era a las 6am, ahora podrías levantarte a las 5am, y para antes que comience tu jornada laboral podrás haber completado las siguientes tareas:

  • 30 minutos de trabajo creativo.
  • 30 minutos de lectura/aprendizaje.
  • 10-30 minutos de meditación enfocada.
  • Actividad física, como un paseo rápido en bicicleta, correr o gimnasio.
  • Alrededor de 60 minutos de trabajo, de clientes, de sitios webs, de productos.

El objetivo es hacer todo el “trabajo pesado” que requiere fuerza de voluntad durante las primeras horas de la mañana, por lo que el resto del día se puede gastar respondiendo a las llamadas inevitables de los demás.

Con el tiempo, día tras día, esto llevará a tener días de trabajo mucho más pacíficos que son niveles de magnitud más productivos de lo que podría haber imaginado.

Lee también: CURSOS GRATUITOS DE DESARROLLO PERSONAL

Artículos Relacionados

comments