Mejora tu agilidad mental con estas 5 técnicas

El trabajo y la carga familiar pueden jugarte en contra, si quizás de un día para otro no te acuerdas de donde dejas las cosas o tu creatividad no es la misma podrían ser señales de que tu cerebro necesita descansar de la rutina. Vuelve a recuperar la agilidad mental de siempre con estas sencillas técnicas:

  • Adiós rutina, bienvenida a las nuevas experiencias

Hacer lo mismo toda la semana reduce la agilidad mental, de hecho la rutina llega a privar al cerebro de nuevos estimulos. Aunque es importante tener un horario ideal para el trabajo y los tiempos de estudio es importante variar de vez en cuando, así ayudarás a que el cerebro se muestre activo constantemente frente a las situaciones nuevas.

Siempre que sea posible haz algo diferente, vive experiencias que te permitan aprender y experimentar: ejercitar antes de ir a trabajar, salir a caminar después del trabajo, bailar son solo algunas de las nuevas tareas que bien pueden ayudarte a mejorar.

  • Enfocarse en el presente

Si el cerebro no se enfoca en algo preciso divagará su atención, un problema común de casi todos es no pensar en el presente, de hecho mientras lees este informe seguramente mil cosas pasan por tu cabeza, que sí llamaste a tal o cual persona, que sí no cumpliste con las tareas de la mañana o de las labores de la siguiente jornada. Con estas situaciones solo haces una cosa: perder tu presente, el aquí y ahora.

  • Darse un tiempo para relajarse

La agilidad mental puede verse perjudicada debido a la falta de descanso, de hecho el tiempo de relajación es importante y actua como tranquilizante y antidepresivo natural. Darse un tiempo de relaz nos lleva al presente, nos hace conscientes de nuestra realidad y ayuda a desahogar tensiones, la mente sin cargas es más propensa a la imaginación y creación.

  • Dale paso al buen humor y deja de lado los pensamientos negativos

Los retos y situaciones difíciles en muchos casos nos vuelven personas negativas, aquellas que constantemente se limitan debido a sus miedos o pensamientos de derrota. Si eres de los que a menudo dicen “No puedo”, “Soy un desastre en este trabajo”, entre otras típicas expresiones reforzarás tu memoria, la mente es muy poderosa a la hora de alcanzar las metas de vida.

Empieza a reír más a menudo, te ayudará a ver el lado bueno de las cosas y a ser más optimista. Olvidate de los pensamientos negativos que posiblemente solo lograrán limitar el cerebro y como consecuencia la habilidad mental.

  • Buscar aficiones en donde se refuerza la creatividad

Fortalece la agilidad mental mediante aficiones que te motiven a ser más creativo que de costumbre: dibujo, baile, redacción, hay tantas ocupaciones que bien pueden beneficiarte. Con buena voluntad y un ajuste de horarios verás que nunca es tarde para aprender y a la vez con eso mejorar la salud física y mental.

Vía: bienestar.salud180, abc y vivirsalud

Foto: bienestar.salud180

Deja un comentario