Mejorar las relaciones y cuidar nuestro desempeño profesional

Mejorar las relaciones y cuidar nuestro desempeño profesionalLas relaciones humanas juegan un papel crucial en el mundo laboral. Es frecuente escuchar a directores quejarse de sus gerentes por su incapacidad para tratar con la gente a pesar de ser muy competentes en su área.

 

Nos guste o no respondemos más por emociones que por razonamientos., por lo mismo resulta fundamental generar relaciones amigables. Veamos algunas ideas para mejorar las relaciones y cuidar nuestro desempeño profesional.

1. No pelees por el crédito. Cuando un subordinado haga una propuesta que ya habías pensado, no se lo digas, respáldale y deja que se lleve el crédito. Eso no sólo le hará sentirse más responsable del proyecto, sino que también te considerará como un jefe que les permite opinar y les toma en cuenta.

Suscríbete a nuestro boletín informativo




2. Ten una lista de tus personas clave. Registra aquellas personas que te pueden ayudar profesionalmente, tanto internas como externas. Considera a tus subordinados como personas clave, ya que si ellos no hacen bien su trabajo quien queda mal eres tú. No olvides incluir a tus asesores, prestadores de servicios, clientes, prospectos y amigos especialistas en áreas importantes para ti, desde el médico hasta el mecánico, pasando por tu abogado y agente de seguros.

3. Dedica tiempo especial a tus personas clave. Es común que sólo conversamos con ciertas personas cuando cometen un error o requerimos algo de ellas. Termina con este error programando con tu gente clave charlas de actitud de servicio. Con esto quiero decir que programes en tu agenda o en una hoja electrónica tres o cuatro reuniones al año con cada una de esas personas. En estas reuniones no vas a pedir ni a corregir, simplemente conversarás sobre temas de interés de la otra persona; le preguntarás cómo se ha sentido y qué puedes hacer para ayudarle. La idea, simplemente, es fortalecer la relación.

4. Ten detalles de gratitud. Cuando alguien realice una actividad que te beneficie, aunque sea parte de su trabajo, agradéceselo. Envíale un correo con gratitud expresa, dale una nota por escrito o llámala por teléfono.

5. Disfruta tu trabajo. Haz de tu ambiente laboral uno agradable. Diviértete con tus colegas, relaja tu actitud, no tu nivel de exigencia. Esto quiere decir que controles tu temperamento. Nada bueno se obtiene de una muestra de cólera o soberbia. Se dobla más fácil el hierro con calor que con golpes.

Fuente: Gestiopolis.com

comments

Autor entrada:

Deja un comentario