Metas laborales: Claridad sobre el objetivo

Metas laborales: Claridad sobre el objetivoPor lo general, ser muy claro respecto a los objetivos, recursos disponibles, y tiempo de consecución, es fundamental para un buen desempeño. Recuerda que para lograr un objetivo es importante tener muy claro cuál es el objetivo y cómo alcanzarlo.

Claridad sobre el objetivo y un fuerte deseo de llevarlo a cabo: El punto inicial para llevar a cabo un objetivo es el deseo de realizarlo, si éste es un deseo débil, el proceso se consecución también lo será. Asimismo, debes ser muy claro respecto al objetivo que deseas realizar, así sea únicamente el objetivo de una sola semana de trabajo. 

– ¿Por qué estoy buscando cumplir esta meta y cuáles son los beneficios de hacerlo? ¿Cuál es mi visión sobre cumplir una meta y cómo puedo llegar a ella? ¿Mi meta es realista o debo replantearla?.

– Visualiza el momento en que llegues a la meta. Piensa que eres dueño absoluto de lo que pasa con tu cuerpo y mente, y por lo tanto puedes alterar tu estado de ánimo y actitudes en pro de la consecución de tu objetivo.

– Pregúntate lo siguiente: ¿cuáles son las habilidades y recursos que tengo y necesito para alcanzar este objetivo? Y si las habilidades y capital no son suficientes, debes replantear ambos, ajustando entre lo que tienes y lo que quieres obtener.

– Una acción que podría ayudarte a cumplir con tus objetivos, es poner en un lugar que tengas siempre a la vista, algún recordatorio gráfico de la meta. Esto como parte de un proceso de “comprometerte” con la meta.

Establece líneas de tiempo para revisar tus avances: Tener un plan para conseguir tus objetivos no significa que vas a estar el todo el tiempo probando diferentes métodos de llegar a la meta. Debes establecer tiempos específicos para llegar a los resultados. Aquí debes preguntarte ¿en qué tiempo se espera que llegue a este objetivo?, ¿cómo puedo dividir este tiempo en sub-metas a corto y largo plazo?, ¿qué es lo que debo hacer diariamente, regularmente y constantemente para llegar ahí?

Revisa tu progreso constantemente: Si al hacer un analisis, notas que no has tenido progreso, averigua por qué no estás llegando a la meta y has lo que consideres necesario para logarlo. Esto depende de los rasgos personales de cada uno, pero algunas de las opciones incluyen contratar a un especialista en coaching, pedir ayuda a tus compañeros de trabajo para llegar a una mejor planeación de acuerdo con tus aptitudes y características. Replantea el sistema que estableciste en un inicio.

Fuente: Alto Nivel

Artículos Relacionados

comments

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion