¿Muchas tareas sin culminar? Aplica el kanban en tu empresa

kanban

¿Muchas tareas sin terminar? Es uno de los problemas más comunes dentro de las empresas. Comenzar haciendo todas las tareas posibles sin terminar nada al tiempo establecido. No solo genera demoras en el trabajo, sino que también produce estrés en los trabajadores. Un estrés relacionado al pensamiento que no se están haciendo bien las cosas y que la productividad es muy baja. Pero, hay soluciones a la vista. Una de ellas es la que propone el kanban, una técnica que le permitirá implementar el orden dentro de su entorno laboral.

¿CÓMO APLICAR EL KANBAN?

  1. Hay que utilizar una pizarra o panel de gran tamaño y dividirlo en varias columnas según las fases productivas de su negocio (pueden ser de 3 a 5, no hay que exagerar).
  2. Hacer uso de los post-its (pequeños papeles multicolores que se adhieren a cualquier superficie) con una tarea escrita en cada uno de ellos. Estas tareas se pegan en la primera columna del cuadro, y no deben superar las 8 horas de trabajo. Si superan ese tiempo, hay que subdividirlos en más tareas.
  3. Las tareas de mayor importancia para la empresa tienen que ser ubicadas en la parte superior del cuadro.
  4. En otros post-its ubicados en la misma columna, escribir el nombre del responsable de cada tarea.
  5. Para dejar constancia del tiempo que debe tomar cada tarea, hay que escribir en otros post-its, el tiempo de inicio y finalización esperados de cada parte del trabajo.
  6. Hay tareas que por diferentes factores no se podrán cumplir. Éstas deben ser escritas en unos post-its de diferente color (clasificados como pendientes).
  7. Hay que supervisar constantemente los avances de las tareas, y ello conlleva a rediseñar la forma del tablero. Las tareas que pudieron ser primordiales en un momento pueden pasar a ser secundarias luego.

¿CÓMO NOS AYUDA EL KANBAN?

Suscríbete a nuestro boletín informativo


  1. Lo más importante es que te permite dejar de lado tareas que no son primordiales para el funcionamiento del negocio. Esas tareas pueden ser delegadas a empresas o proveedores externos.
  2. Permite el libre flujo de trabajo, eliminando el estrés, no solo a favor de la parte directiva, sino también al integro de los colaboradores.
  3. Todos conocen del trabajo que realizan, así se evita la clásica frase: “Nosotros trabajamos más que los de X área”.
  4. Se forman equipos de trabajo, con colaboración constante entre sus miembros. El fin es único: terminar las tareas en el tiempo predeterminado.
  5. Hay una guía para el trabajador, esto incrementa considerablemente la motivación de los colaboradores, pues hay metas y logros tangibles en pequeños periodos de tiempo.

¿Qué te parece el kanban? ¿Es realmente una ayuda para entornos con alta sobrecarga laboral?

Vía: fuerzatres.com

Artículos Relacionados

comments