Productividad: 6 Consejos para ser perseverante

Con el año nuevo la mayoría de la gente se propone metas y objetivos nuevos, al principio con ilusión, te pones en marcha, pero en la gran mayoría de los casos, se te va el entusiasmo a medio camino y abandonas, habiendo durado un par de meses a lo sumo.

E igual que decimos en el año nuevo, se puede aplicar a cualquier otra época o situación ¿Es ese tu caso?. Párate un momento a pensar en todas las cosas que conseguido, las que te has propuesto y acabado. Si has podido una vez, podrás todas las que quieres, pero tienes que querer.

Aquí algunos consejos para tener en cuenta para que mejoren las probabilidades de conseguir tus propósitos y para mejorar así la perseverancia:

– Ponte propósitos u objetivos específicos, realistas, con fecha límite y que puedas medir, que sepas cuando lo has conseguido. Por ejemplo: a ver si este año hago más ejercicios, es exactamente lo que no tienes que hacer. Alternativa: “este año voy a hacer 30 minutos de yoga 3 días a la semana”.

– Divide tu propósito en micro pasos que te sean más fáciles hacer, sobre todo los primeros que son los más difíciles. Siguiendo con el mismo ejemplo, podría empezar decidiendo qué días voy a hacerlo y si en un gimnasio o en casa, y buscando DVDs o vídeos para tenerlo todo preparado.

– Saca tiempo y reserva la hora. Fundamental, hazlo una prioridad y reserva el tiempo que necesites. Por ejemplo yo los jueves por la tarde tengo clases de natación, me encanta, me viene bien y no lo cambio. Por tanto, todos los jueves por la tarde los tengo ocupados, no me lo cuestiono. ¿He hecho alguna excepción? Sí, claro, pero pocas.

– Encuentra la motivación. Aunque empezar un proyecto y llevarlo a cabo genera de por sí mucha motivación, también es importante que tengas claras las cosas que te motivan para que puedas aplicarlas a tu objetivo. Empieza por tener una razón importante para llevar a cabo el propósito, una razón que de por sí te motive a seguir.

– Celebra cada resultado por pequeño que sea cuando se produzca. Algo tan sencillo y que seguro que no haces, celebra lo duro que estas trabajando y los resultados que obtienes cuando los tengas. No lo pospongas porque no lo harás, y celebrar es algo importante en la vida, es como darte una palmadita en la espalda y ayuda a mantenerte motivada.

– Ten en cuenta que lo que sientes tiene un impacto directo en lo que puedes hacer, así que es importante que te encargues de sentirte bien, porque entonces tendrás más ánimo y motivación para seguir adelante. Rodéate de gente que te anime y lee o escucha material que te inspire.

Fuente: Gestiopolis.com

{fcomment}

Deja un comentario