¿Qué es el síndrome del burnout?

Ya sea que dirijas un negocio o tengas un trabajo empresarial estresante, estás expuesto a padecer este agotamiento laboral.

Muchos profesionales de la salud y expertos en clima laboral lo llaman “la enfermedad laboral del siglo XXI”. Se trata del síndrome del burnout que ya está causando estragos tanto en los trabajadores como en las empresas.

Los primeros son seriamente afectados con su bienestar físico y mental; mientras que los segundos padecen la pérdida de productividad de sus empleados y los sobrecostos que supone dichas pérdidas.

El síndrome de burnout, conocido también como “síndrome del quemado”, es un término acuñado por el psiquiatra estadounidense Herbert Freudenberger en la década de 1970 para describir las consecuencias del excesivo estrés en profesiones de servicio que implican altas dosis de sacrificio, tales como los médicos y las enfermeras.

No obstante, hoy se considera que puede afectar a todas los trabajadores, independientemente de su actividad o ramo. Y entrev algunos de los síntomas característicos de esta condición son:

1. Agotamiento extremo: es cuando la persona llega a un punto en que se siente física y emocionalmente exhausta durante la mayor parte del tiempo.

2. Alienación respecto a las actividades laborales: esto significa que las personas empiezan a ver sus trabajos como actividades frustrantes y estresantes. Esto suele derivar en una actitud cínica hacia los compañeros de trabajo y el trabajo mismo.

3. Disminución en el rendimiento: esto se da no solo en el trabajo, sino también en las actividades domésticas y extralaborales en general. Las personas que padecen burnout tienen dificultades para concentrarse, desarrollan actitudes negativas y les falta creatividad.

Te puede interesar: 12 trucos increíbles para aliviar el estrés en minutos

Un dato a considerar es que este síndrome suele estar relacionado con la frustración que las personas pueden llegar a sentir con sus trabajos cuando llegan a la conclusión de que sus esfuerzos no dan resultados, así como a los bajos sueldos, la falta de incentivos adecuados o la pérdida de prestigio social.

Todo esto lleva a que el trabajador puede sentirse “quemado”. Yb ojo: el burnout no es lo mismo que la depresión, aunque muchas veces presenta síntomas similares.

Prevención

La prevención del síndrome del burnout debe comenzar en la empresa del empleado. La primera medida que deben tomar es evaluar las situaciones que generan el estrés y la ansiedad en el trabajador y tomar las decisiones y las medidas adecuadas para intentar reducirlo.

Para ello deben mejorar la organización y proveer de herramientas necesarias para que el trabajador pueda realizar sus tareas de forma adecuada y no tenga tanta sobrecarga laboral.

Además, el trabajador puede adquirir una actitud asertiva, estableciendo una relación comunicacional, sin discutir, ni someterse a la voluntad del resto de compañeros y defendiendo sus convicciones.

Por otro lado, es recomendable que los trabajadores modifiquen las expectativas que tienen en el trabajo. No se trata de que el empleado renuncie a sus ambiciones y aspiraciones.

Simplemente se debe buscar un punto intermedio que se ajuste más a la realidad y ver la situación como una oportunidad para aprender y crecer en otros ámbitos diferentes a los que se había propuesto al comienzo.

Lee también: CURSOS GRATUITOS DE DESARROLLO PERSONAL

Artículos Relacionados