¿Qué es un aval y cuáles son sus características?

En el lenguaje cotidiano, la noción de aval se utiliza como sinónimo de apoyo o respaldo, pero es más que eso en el plano financiero.

aval

¿Te ha pasado que algún familiar te preguntó si puedes ser su aval? ¿sabes a qué se refieren estos términos?

El aval es un procedimiento muy extendido dentro del sistema económico que presenta unas particularidades importantes. En primer lugar, es un compromiso solidario de cumplimiento de obligaciones, ya sea en dinero o de otro tipo a favor de un tercero.

Suscríbete a nuestro boletín informativo




Así que un aval es una persona o institución que se compromete mediante la firma de un escrito, a pagar la deuda de una primera persona en caso de que esta no pueda cubrirla. A la persona que pide el préstamo se le conoce como deudor, mientras que la institución o persona que otorga el préstamo se le llama beneficiario.

El préstamo no sólo implica otorgar una cantidad de dinero, también puede ser de un bien material, ya sea una casa, auto o cualquier otra propiedad. De tal modo que el aval se instrumenta en un contrato por escrito para que sea válido y suele elevarse a público a partir de determinadas cantidades.

Te puede interesar: ¿Cuál es la diferencia entre aval y fianza?

 A tener en cuenta

  • Se debe analizar quién es la persona que te solicita como aval. Hay que considerar si esta persona tiene un buen historial crediticio, si es responsable, formal y cumplidor.
  • Informarse sobre el tipo de deuda que tu avalado piensa contraer. Y como serás de cierta forma su compañero de deuda, hay que asegurarse de entender todos los términos y condiciones que figuran en el contrato de deuda. Hay que involucrarse en la operación como si fuese tuya.
  • Es importante que se considere tu relación con la persona que te solicita el favor. ¿Es un amigo o simplemente un conocido?
  • Informarse sobre el progreso del pago y la disminución de la deuda. Entonces, asegurarse que tu avalado está haciendo las cosas bien.

Aplicación de los avales a los mercados financieros

El campo donde más se utilizan los avales es en la contratación de préstamos. Las entidades financieras, al momento de conceder un préstamo, evalúan la capacidad de pago del deudor como su posición patrimonial. En el caso de detectar insuficiencia de recursos económicos o falta de patrimonio que preste una garantía sólida a una operación de préstamo, se suele pedir un aval.

Este aval solicitado consiste en la obtención de una firma solidaria en el contrato de préstamo que garantice mejor la deuda y el riesgo de la operación. El préstamo que más exigencias de avales suele contener es el préstamo hipotecario dado que a priori son los préstamos que tienen mayor importe y duración en el tiempo.

El aval prestado por una persona en una hipoteca, la que tendrá la misma duración que el préstamo hipotecario, por tanto en el caso de fallecimiento de una persona física que presta un aval o liquidación de una persona jurídica, el aval sigue teniendo su vigencia contra la masa patrimonial de la herencia.

Vía: elblogsalmon.com

Lee también: CURSOS GRATUITOS DE DESARROLLO PERSONAL

comments

Autor entrada: Equipo Pymex P