¿Qué hacer en caso de perder tu empleo?

perder empleo

Perder el trabajo o empleo es algo que  puede marcar nuestra vida, esto muchas veces sucede como algo repentino, algo que uno no pueda anticipar o pueda ver venir; ya sea de una forma arbitraria o porque la empresa quebró, justa o injusta, uno nunca está preparado para este tipo de situaciones.

En nuestro país no existe un subsidio por desempleo, como lo hay en otros países, por ello en este tipo de situaciones la mayoría de personas pensarán que tendrán que vérselas por sí solas para salir adelante. Sin embargo, esto no es del todo cierto o recomendable, porque este tipo de situaciones puede afectar no solamente de manera económica sino también de forma emocional y psicológica. Por ello, debemos tener cuenta ciertas cosas al momento de afrontar este hecho, por eso aquí te ofrezco 7 consejos que deberás poner en práctica si alguna vez te toca vivir algo parecido.

1. Ser consientes

Como lo dijimos antes, esto puede suceder en el momento menos oportuno, sin embargo si te tocó estar en esta situación debes ser consciente de que es solo una etapa en tu vida y que esto no será por siempre, seguramente tendrás cuentas que pagar y compromisos que asumir con tus acreedores (si los tienes), pero debes calmarte y pensar un poco que solucionar esto es solo cuestión de tiempo. Verás que en menos de lo que te imaginas tu situación podrá cambiar.

2. Cuéntalo

Es recomendable que esta situación sea compartida con tu familia y parientes, no te sientas mal de compartirlo ya que esta es una situación que puede pasarle a cualquiera; cuando lo cuentes te ayudará a desahogarte y liberar cargas que puedas estar llevando como consecuencia de tu despido. Además, las personas de tu entorno estarán prevenidas y lo comprenderán, y, tal vez, por ahí pueda surgir alguna propuesta laboral, o alguien de tu entorno conozca a alguien que pueda ofrecerte algún tipo de trabajo o recomendarte con otra persona. Nunca esta demás compartir las cosas sabiamente.

3. Verifica tus deudas

Debes tener bien claro todas las deudas que tienes que pagar, además, procura acercarte a un banco para poder contarles de tu situación, tal vez ellos puedan refinanciar tu deuda o darte otro tipo de plazos para que pagues tus compromisos. También no es una mala idea sacar un presupuesto mensual, tienes que saber exactamente cuánto es lo que necesitas para poder seguir adelante, tus principales gastos y los secundarios, además evita hacer gastos innecesarios y, sobre todo, usar tu tarjeta de crédito para pagar cuentas, estas generarán más intereses y te endeudarás más.

4. Reduce gastos

Una vez que hayas tenido un presupuesto y sepas con cuánto te alcanza para vivir mes a mes, debes empezar a recortar algunas cosas de las cuales puedas prescindir, por ejemplo: un plan de larga distancia, una suscripción a un diario, salidas al cine, restaurantes, etc. Además, si tienes hijos debes comentarles la situación por la que atraviesas y explicarles que se deberán hacer algunos sacrificios, de esta forma estarán prevenidos de que no podrás comprar el nuevo smartphone, Play Station 4 o alguna prenda de vestir innecesaria.  Toda la familia debe estar unida y comprometida en este tipo de situaciones.

5. Suma todo lo que tienes

Cuando eres dependiente hay una cuenta que tu empleador abre y ahí deposita tu CTS (Compensación por Tiempo de Servicios), si no la has tocado o está intacta podrás disponer de ella por completo cuando haya terminado tu vínculo laboral con tu empleador, adicionalmente, debes sumar a esto los ahorros que puedas tener (si los tienes); debes tener claro todo que vas a recibir y tienes que hacer una especie de fondo para que lo distribuyas sabiamente mes por mes.

 

6. Busca empleo

Una vez que hayas asimilado la situación en la que te encuentras y te sientas mejor, es momento de buscar un nuevo empleo. No es recomendable hacerlo al principio ya que puedes verte afectado por los hechos y estés en medio de una crisis causada por el impacto de semejante noticia. Para que tu búsqueda sea exitosa deberás tener claro el tiempo que esto pueda llevarte, por ejemplo: algunos especialistas indican que el tiempo estimado a que una persona pueda encontrar un nuevo trabajo es de 6 meses a más; teniendo en cuento esto deberás iniciar con el mejor ánimo y con optimismo la búsqueda de un nuevo empleo.

7. Mantente ocupado

Aunque hayas tenido un puesto importante, como el de gerente o supervisor, no está mal aceptar puestos menores al que tuviste alguna vez, no hay nada de malo en eso. Lo importante es que salgas de esa situación y que generes dinero para poder suplir los gastos que tienes que afrontar, ya con el tiempo podrás seguir buscando otro puesto de trabajo mejor al que pudiste acceder. Además, si no has encontrado empleo aún no te desesperes y ocúpate en algo productivo, tal vez puedes perfeccionarte en algún idioma, seguir algún curso online o considerar hacer algún trabajo como freelance. Recuerda que en este tipo de casos hacer algo es beneficioso.

Siempre hay que pensar de forma positiva, además ayudará mucho ver las cosas en perspectiva, no podemos centrarnos en un hecho que sucede en un lapso de tiempo en nuestras vidas, como decía un conferencista: “una película no es del todo mala por 5 minutos de malas escenas, un cuadro no es feo por un simple mancha, hay que aprender a ver todo el cuadro”. Por eso, la vida no puede estar llena completamente de tristezas o desdichas, hay que ver las cosas en conjunto y no ser pesimistas. Las cosas siempre pasan en el momento menos esperado pero dependerá de nosotros estar alertas y salir adelante.

¿Conoces de alguien que paso por este tipo de situación? ¿Qué otra cosa harías si te encuentras en este tipo de problemas?

Vía: gestion.pe

Foto: mujeresestilo.com

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.