¿Qué se gana y pierde con un ‘workaholic’ en tu trabajo?

workaholic

La adicción al trabajo negativa, la que que se convierte en tóxica, arruina el clima laboral y lleva a la depresión y al estrés, puede tener ciertas ventajas.

Y esto porque a pesar de las muchas desventajas de trabajar al lado de un workaholic , también hay aspectos positivos en esta relación profesional.

Los especialistas señalan que los adictos al trabajo no tienen un efecto concreto y predecible, pues cada uno de ellos presenta rasgos de los que dependerá su efecto. Los hay cooperativos y serviciales o individualistas y ambiciosos; agradables y desagradables; humildes y soberbios.

Lee también: ¿Cómo saber que eres un adicto al trabajo?

Ventajas y desventajas de tener a un workaholic

El workaholic con perfil negativo será disfuncional en el equipo, especialmente si consigue con su excesiva dedicación captar el favor del jefe. Además, si su perfil es negativo criticará la falta de dedicación de los demás y mostrará sus defectos .En estos casos el clima laboral se deteriorará.

Pero si su personalidad es sociable y positiva, logrará la atención de los demás y tenderá a acentuar su conducta sin causar perjuicios serios”.

En todo caso, habría que preguntarse si el workaholic aporta algo o trabaja sin valor añadido; si tiene una actitud positiva, si lo hace por rutina o costumbre, o se trata de una forma específica de equilibrar su vida. Entonces, si el workaholic aporta un valor extra, eso beneficia a todos. Si se trata de un desequilibrio, obviamente, es negativo.

Otro factor a tomar en cuenta es queel adicto al trabajo puede crear una disfunción en su departamento derivada de la tendencia a acumular trabajos y responsabilidades. Y esto porque se creen imprescindibles y, cuando faltan, provocan el bloqueo de numerosos procesos o tareas.

Lo cierto es que también se debe recordar que los workaholic son personas que aman su trabajo y que ponen pasión y entusiasmo en él. Así que si se conocen esos mecanismos de motivación puede ser positivo para quienes conviven profesionalmente con ellos.

Te puede interesar: Cuidado con estos 7 síntomas del trabajólico

A ello se debe agregar que son gente que conoce los mecanismos precisos que les permite encontrar más tiempo para trabajar. Por lo que un aprendizaje interesante sería aplicar esos comportamientos para resultar más eficiente, pero no para trabajar más, sino para conseguir más tiempo para otras cuestiones que no tengan que ver con nuestra actividad laboral.

Finalmente, ellos son muy buenos gestores de toda la vida social que está conectada con el trabajo, y eso es un ejemplo de networking. El resto es trasladar ese modelo a todas las áreas en la empresa.

Vía: Gestion.pe
Foto: Infobae

Artículos Relacionados

comments