¡Quiero encontrarte, inspiración!

Los escritores la han perseguido durante milenios. Los pintores también. Los emprendedores lo hacen en nuestros días. Sin embargo, la inspiración luce escurridiza. ¿Hay alguna forma de atraerla? Si bien la ciencia aún no puede develarnos el secreto detrás de la inspiración eterna, estos jóvenes emprendedores, tal vez, han encontrado la fórmula para que ésta acuda al llamado de nuestra mente. Aprendamos de sus técnicas.

  1. Ir continuamente al gimnasio

Para Sathish Naadimuthu, fundador de Stefan’s Head, no hay nada mejor para despertar la inspiración que haciendo su rutina diaria: toma su maleta con sus implementos deportivos luego del trabajo, enrumbar al gimnasio, machacar su cuerpo durante una hora, tomar un baño bien frío para luego terminar en el sauna. Inspiración asegurada para todos los días.

  1. Crear tu propio espacio

¿Y cómo encontrar inspiración en medio de una larga jornada de trabajo? La solución nos lo da Brandon Paton, CEO de Localize. Para él resulta inútil tratar de encontrar inspiración en un entorno en el que todos se mueven de un lado para otro, y con las voces interminables que corren como bocinazos. Lo mejor es tomar una pelotita relajante y buscar un lugar solitario dentro de la oficina. Unos minutos acostados pensando en la nada son suficientes para encontrar a la musa inspiradora.

  1. Escuchar música

Para los amantes de la música, una buena terapia relajante y, a la vez, inspiradora puede ser agarrar el Smartphone, ponerse los audífonos y escuchar la música que uno desea. Esa es la receta que sigue a diario Thierry Schellenbach, CEO de Stream.

Suscríbete a nuestro boletín informativo




  1. Tocar un instrumento

Que mejor que abandonar la ciudad, armar una fogata junto a los amigos de toda la vida y tocar guitarra como en los viejos tiempos. Por lo menos, eso es lo que nos recomienda Shane Scranton, fundador de Iris VR, quien viene siguiendo esta rutina desde que inició su negocio algunos atrás en su Vermont natal.

  1. Tomar una ducha

Uno de los lugares más impensados para encontrar inspiración es nada menos que la ducha, según lo asegura Ariel Briner, CEO de Cartesian Corporation. Una buena excusa para dejar los cánticos molestos por una lluvia de ideas.

  1. Pasear por la ciudad

Aunque sea una vez por semana, Joseph Fasone, fundador de Pilot, deja el celular en casa, se pone las zapatillas más cómodas que tiene, y se lanza a caminar sin rumbo por la ciudad. Fasone asegura que esta terapia le ha ayudado a generar las ideas más fascinantes a favor de su negocio.

  1. Viajar

Jonathan Cornelissen, CEO de la startup neoyorquina Data Camp, revela que las ideas más inspiradoras no surgieron durante reuniones de negocios con sus socios o en seminarios con líderes empresariales. Cornelissen asegura que sus mejores ideas aparecieron en la lejana Santiago de Chile, cuando estaba tomándose unos días de vacaciones. A partir de ese hecho, no ha dejado de viajar y viajar. Quiere mantener el foco de la inspiración eternamente encendido.

comments

Autor entrada: Equipo Pymex LM

Deja un comentario