Recomendaciones para cambiar tu desmotivación en el trabajo

Por lo general, quienes se sienten desmotivados tienden a creer que su única salida es cambiar de trabajo, lo que es un error. Para su tranquilidad, existen varias formas de recuparar esa motivación inicial y satisfacer tus necesidades laborales.

Les mostramos algunas recomendaciones por ejemplo:

Cambia tu modo de pensar: Lo primero es dejar de considerarte una víctima para transformarte en protagonista de tu vida. Debes darte cuenta que eres el propio autor de tus acciones y el responsable de alcanzar tus objetivos. Una vez realizado este cambio de actitud, acostúmbrate a pensar en positivo: la certeza y la esperanza de que puedes conseguir lo que te propones, te acerca al triunfo.

Conoce tus debilidades: Para conseguir tus metas debes invertir en ti mismo, con el fin de desarrollar tu potencial. En otras ocasiones, la debilidad pasa por cambiar actitudes personales como tu iniciativa, flexibilidad, o conocer mejor la estructura de tu empresa.

No todo es negativo: Revisa los aspectos que te pueden resultar desmotivantes, como son un mal jefe o un bajo salario, y sitúalos en una balanza junto a aquéllos que consideres motivantes (mayor libertades, empleo que te gusta). Descubrirás así si realizaste una mala elección o, tal vez, tus aspectos motivadores no están claramente definidos.

Objetivos escalados: Escribe los plazos, porque el mensaje escrito refuerza tu compromiso y, además, resulta muy motivador ir tachando los avances.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion