Satisfacción laboral: Cómo te sientes con tu trabajo

Satisfacción laboral: Cómo te sientes con tu trabajoLa insatisfacción es un estado peligroso que puede dar lugar a consecuencias no deseables para tu carrera. A formas de sabotaje drásticas como rechazar puestos de mayor responsabilidad o dejar tu trabajo de la noche a la mañana. En resumen, puede acabar con tu carrera profesional de forma prematura.

Puede que lleves un tiempo sintiendo que te falta algo, que no tienes desafíos ni motivación para ir a trabajar, que no recibes tanto como das, que parece que nadie cuenta contigo y que tus habilidades y talentos no salen a la luz. Puede que incluso te estés planteando hacer algo respecto, pero en este caso tienes que asegurarte de algo antes.

Antes de llegar a este punto de estancamiento y desesperación que te puede llevar a decisiones poco acertadas profesionalmente es muy importante que determines qué es lo que te produce la insatisfacción. En muchos casos será efectivamente que el trabajo no es lo que quieres, y entonces sí, sería hora de planificar el cambio. Pero también hay ocasiones en las que lo que falla no es el trabajo, como tú crees, y abandonarlo no solucionaría el problema, más bien al contrario.

1. ¿Qué necesitas para sentirte satisfecha y plena? ¿Es diversión, sentirte valorada, hacer algo que tenga importancia? ¿Qué genera tu insatisfacción, qué te falta?

2. ¿Estás segura de que es tu trabajo el responsable de esa carencia? A lo mejor proviene de otra área de tu vida y sería más efectivo cambiar otras cosas, enfocarte en tus aficiones, tus amigos o en tu desarrollo personal o espiritual. Recuerda que tu trabajo no tiene por qué suplir todas tus necesidades, puedes complementar lo que te falte con otra área de tu vida.

3. ¿Qué es lo que quieres profesionalmente? No lo que deberías, no lo que te aconsejan, no lo que parece una buena oportunidad, ¿qué es lo que tú quieres? Porque si estás en un trabajo que no es lo que realmente quieres, por muy bueno que sea el sueldo o las condiciones, por mucho que los que te rodean piensen que tienes mucha suerte y que no tienes derecho a quejarte, tienes un problema. Porque cuando lo que haces no es lo que en el fondo quieres hay una división interna que hace que no te esfuerces en conseguir los objetivos que te propones porque, en realidad, no son lo que tú quieres.

Responde a esas tres preguntas con sinceridad y entonces sí, estarás lista para decidir si realmente quieres dejar tu trabajo o si es otro aspecto de tu vida el que necesita el cambio.

Fuente: Gestiopolis.com

 

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion