Tips para fortalecer el autocontrol

autocontrol

¿Uno prefiere ser disciplinado o inteligente? Aunque muchos seguramente optarían por la inteligencia, la disciplina es una mejor señal del éxito en la vida que ha ayudado enormemente a los emprendedores a triunfar.

Los especialistas señalan que una de las grandes características del autocontrol es que a diferencia de la inteligencia, es muy fácil de mejorarla.

Lamentablemente, la cantidad de auto-control es en el ser humano es finita donde la reserva se va extinguiendo en el transcurso del día.

Ello explicaría por qué las personas son más proclives a engañar o mentir conforme va pasando el día y por qué gran cantidad de crímenes violentos suceden después de las 10 de la noche.

Otro detalle es que el auto-control es un gran recurso increíblemente delicado y frágil. Si por ejemplo se intenta controlar los impulsos por la mañana, cuando se intente hacerlo por la tarde será más difícil.

Y esto se nota cuando uno se somete a la ingesta de comida saludable, pero cuando se sale a comer con los amigos, no se puede evitar disfrutar de una hamburguesa.

Hay que imaginarse que el autocontrol es como un músculo que debe ejercitarse para robustecerla con el ejercicio y pruebas de resistencia.De ésta forma, tendremos la habilidad para el control de los impulsos para alcanzar mayores objetivos y metas.

Aquí te mostramos algunos tips de cómo fortalecer el autocontrol:

Monitoreo del comportamiento

Hay que estar consciente de las rutinas y comportamientos para practicar el autocontrol. ¿Se quieres perder peso? Primero hay que analizar que se come cada día. ¿Se desea tener una cuenta bancaria saludable? Primero hay que aprender los hábitos de gastos.

Crear hábitos saludables

Hay que ir al gimnasio primero para ir modelando el autocontrol y así, por ejemplo, luchar con las ganas de quedarse en casa sentado viendo Tv.

Lo cierto es que con el tiempo, la asistencia al gimnasio se va convirtiendo en una rutina y hábito, por lo que se necesitará menos fuerza de voluntad. Ya será entonces algo automático.

Práctica diaria

La práctica del autocontrol hay que hacerlo cada día (por ejemplo, tratar de resistirse a comer una hamburguesa) lo que ayuda enormemente a fortalecer el músculo.

Controlar el ambiente

Si uno es observador se dará cuenta que los supermercados y centros comerciales están diseñados para jugar con la fuerza de voluntad de los clientes.

Y es que colocan sus productos en una determinada zona por una razón. ¿Por qué uno encuentra a la mano comida chatarra, gaseosas y chocolates?

Claro; uno no puede variar la distribución del supermarket, pero sí se puede cambiar el ambiente del hogar o la oficina. Si no se ha instalado el juego solitario en la computadora, entonces uno no será tentado a jugarlo.

Alcanzar el balance

Debido a que durante todo el día tenemos una gran cantidad de fuerza de voluntad, es importante no desgastarla muy pronto.  En vez de escribir las tareas y obligaciones en el calendario, hay que hacerlo en formas de fuerza de voluntad y niveles de energía  que se requiere.

Y tú en la oficina y a lo largo del trabajo diario. ¿Pones a prueba cierto grado de autocontrol?

Vía: soyentrepreneur

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion