Tres claves para innovar según IBM

Innovación

Bernard Meyerson, Vicepresidente de innovación de la empresa IBM, aprovechó su estancia en México para hablar de las tres claves para innovar, los cuales son consejos muy interesantes que pueden ser usados en la vida personal o laboral si queremos obtener buenos resultados:

La primera claves es elegir a las personas correctas y adecuadas. Con ellas debes armar equipos productivos, en los cuales puedan trabajar proyectos interesantes. No solo para los departamentos de desarrollo de productos sino para toda la organización, porque en realidad la innovación debería darse en cualquier área. Las personas escogidas no solo deben ser talentosas sino comprometidas. Además, la empresa debe estar preparada para retener a su personal, sobre todo ahora que los buscadores de talento suelen estar expectantes para cazar a los profesionales con gran proyección profesional.

Define retos con futuro. Estos retos deben ser interesantes y con grandes dosis de innovación. Las personas que tienen grandes retos a su cargo suelen desplegar toda su creatividad para lograr sus objetivos. Debe analizarse el valor que aportará los resultados de cada reto.

Suscríbete a nuestro boletín informativo




Genera un ambiente de trabajo creativo, que llame a innovar. Generalmente dicen que un buen ambiente de trabajo debe tener gente con ganas de crear cosas nuevas, café y aperitivos. Obviamente esto se refiere a un punto de reunión y conversación, donde las personas puedan intercambiar opiniones e ideas de forma libre e inspiradora. Se trata de que puedan ser totalmente creativos y sinceros, con la finalidad de generar cambios positivos en la organización.

Definitivamente la innovación es un proceso necesario para conseguir que las cosas mejoren. Aquí dejamos un video hecho por la Catedral de la Innovación de Madrid, relacionado a este tema:

[youtube http://www.youtube.com/watch?v=GLRgWcNymcI]

Por ello, si deseamos seguir las tres claves para innovar, debemos tener en cuenta de que todo proceso tiene un inicio y un final. El inicio debe ser el planteamiento de lo que se quiere conseguir y el fin, el haberlo conseguido. Si nos damos cuenta que el camino elegido no nos lleva a nada, debemos ser capaces de replantear todo y mejorarlo para lograr nuestros propósitos.

Fuente: Alto Nivel

comments

Autor entrada:

Deja un comentario