Viajes de incentivo para fidelizar a los colaboradores

viajes de incentivo

Todo esfuerzo tiene recompensa y el trabajo tiene como consecuencia un sueldo. Pero ya muchas empresas ofrecen ciertos incentivos para fidelizar a sus trabajadores.

Paralelamente a estos incentivos, algunas empresas también incentivan a los colaboradores con dinero, bonos de consumo o gadgets como smartphones o tabletas, a aquellos que cumplen metas o rinden por encima del promedio. El problema es que estos alicientes suelen ser independientes al sentido de pertenencia a la empresa, objetivo de alta importantes en las gerencias.

Por ello, algunas compañías están implementando incentivos de viaje, como paseos a otra ciudad o país para un grupo de trabajadores que podrán relajarse, hacer turismo y, sobre todo, integrarse a través de actividades.

Suscríbete a nuestro boletín informativo




Lee también: Reconocimiento, la forma de retener el talento humano

Incentivos

De tal modo que los colaboradores pueden tener clases de coaching, jugar a la búsqueda del tesoro por equipos, hacer picnics, etcétera. Todo ayuda a unirlos y motivarlos, lo cual se empieza a reforzar desde semanas antes del viaje con la exposición de mensajes en las oficinas y en sus correos.

Así lo señala Miguel Velasco, director gerente de Coltur Viajes, cuya empresa ofrece el costo de los paquetes por incentivo que varía entre los US$ 800 y US$ 2,000 por persona, de acuerdo al destino y los requerimientos, incluyendo pasajes, traslados, hospedajes, comidas y actividades para el grupo.

Uno de los sectores que pueden emplear esta modalidad a costo cero es el de fuerza de venta al incluir el presupuesto de los paquetes de viaje en la meta que los colaboradores deben alcanzar en un mes o un ciclo.

Evaluación

Los viajes de incentivo son recurrentes en las empresas de seguros, de telefonía, automotrices, de cosméticos, entre otras. No obstante, esta modalidad no funciona en todos los sectores. Así que primero se debe hacer una investigación y análisis acerca de la motivación del personal, así como analizar al detalle sus prioridades laborales.

Hay que tener en cuenta que algunos trabajadores pueden viajar, pero, aun así, continúan incómodos con su empresa, por diferentes razones. Un viaje no garantiza su satisfacción ni un mejor rendimiento.

Lo cierto es que los especialistas aconsejan realizar una metodología de acuerdo a la situación e intereses de los colaboradores. Así, los viajes de incentivo serán una rueda más del vehículo hacia el éxito, mas no la carrocería que garantiza la fidelización.

Vía: Gestion
Foto: capital.com.pa

comments

Autor entrada: Equipo Pymex P