¿Qué hago en esos momentos en que quiero rendirme?

empleado desmotivado

Puede que hoy sea uno de esos días difíciles en los que no tienes ganas de nada, la productividad se ve relegada por el estrés de la rutina diaria o los malos resultados obtenidos continuamente te han quitado ese aliciente para empezar de nuevo.

Mantenerse motivado es difícil, todo depende de uno mismo, los consejos ayudan pero si uno mismo no se enfoca en lograrlo es imposible, al final solo depende de ti seguir adelante ¡Sigue estos consejos y aprende a salir con éxito de esos momentos difíciles!

Recordar las razones de tu esfuerzo y todo lo conseguido hasta ahora

Tu estímulo para avanzar en el trabajo, la universidad o cualquier otra meta personal siempre tuvo una motivación inicial ¿Cuál fue la razón principal para empezar? todo ese camino sirvió de algo, identifica los puntos en los que te volviste más creativo, productivo y más eficiente ¿Realmente vale la pena dejarlo todo?

Has alcanzado tanto e inclusive lograste cosas que nunca pensaste y aunque quizás esa motivación principal aún no llega, hoy estás más cerca de lograr esa meta.

¿Creíste que todo sería fácil?

Todo éxito necesitó de un gran esfuerzo y trabajo, lo que vale la pena merece gran sacrificio, a veces puedes verte inmerso en los problemas y pensar que hasta el día de hoy no has conseguido nada pero ¿No crees que es mejor levantarte y buscar nuevas posibilidades a derrumbarte en el sofá? Caminar y aprender tarde o temprano te dará resultados.

Elogia tus ideales

¿Por qué le va bien a los demás y no a mí? Es una pregunta común ya que se tiene a tendencia a estarse comparando todo el tiempo y mucho más en esos momentos difíciles en los que sientes que todas las puertas se han cerrado.

Cuando pase esto piensa en que cada persona es diferente, con diversas metas y visiones de la vida, para todos la felicidad no radica en lo mismo.

La motivación se consigue elogiando tus ideales y dejando de compararse con los demás. Tus talentos y habilidades no son iguales a la de los demás, enfócate en seguir tu propio camino.

Cultivar la paciencia

Clave para sentirse positivo inclusive en los peores momentos, el ambiente profesional de hoy ha ido incrementando la cultura de que todo tiene que ser para ahora. Ponte a pensar que las cosas que valen la pena requieren de trabajo constante, tiempo y espera, por eso en ese trayecto mantén una actitud de paciencia y no te dejes llevar por decisiones impulsivas.

Si necesitas consejo pídelo

A veces es bueno reconocer cuando se necesita ayuda y buscarla, en tu vida siempre habrá guías que te darán los consejos y palabras de aliento que necesitas. A veces solo no podrás seguir adelante, deja el orgullo de lado y habla con aquellas personas.

Ora o medita

Para los emprendedores que tienen creencias religiosas el orar será un aliciente para descansar y renovar sus fuerzas, la oración sirve para recuperas las fuerzas físicas y espirituales, mucho más si sabes que hay un ser superior quien se encargará de fortalecerte y llevarse todas tus cargas.

Del mismo modo si no compartes creencias religiosas date un tiempo para la meditación, de vez en cuando es bueno dejar descansar a tu alma y cuerpo con momentos de paz y relajación, verás que empezarás a sentirse como nuevo y las ideas fluirán.

Bien es cierto que mantenerse motivado no es algo sencillo, más en un mundo lleno de problemas, pero al enfocarte en estos puntos descubrirás que todo no es tan difícil como pensabas.

Vía: Merca20
Foto: No Más Lunes al Sol