15 cosas que nadie te ha dicho sobre un empleo

Hay cosas de los que nunca nos hablan acerca del trabajo. Ni en la universidad ni en casa. Y eso es realmente trágico para alguien que va a optar por su primer empleo. No sabe nada de nada. Incluso de las cosas más ridículas.

Quizás ya seas un experimentado en este tema de los empleos, así que este artículo servirá para acordarte (y quizás reírte) de esas experiencias pasadas. O quizás te estés enfrentando a tu primer empleo, por lo cual, con mayor razón deberías revisar lo que viene a continuación.

Lo que nadie te ha dicho sobre un empleo

  1. No tienes que pedir permiso para ir al baño. Tu empleo no es la universidad o el colegio. A lo máximo, deberías solicitar que te indiquen dónde quedan los servicios, y punto. No te atemorices.
  2. Cuidado con el clásico botón de “Contestar a todos” que aparece en los correos electrónicos. Podrías terminar enviando un correo de contenido subido de tono a tus compañeros de trabajo o a tu jefe.
  3. Tampoco sientas temor de hablar con tus nuevos compañeros. Son personas como tú o como yo. Algunos se mostrarán algo tímidos con los recién llegados, así que rompe el hielo, no hay ningún problema en ello.
  4. Saluda a todos sin distinción. Y esta recomendación incluye al personal de limpieza y seguridad, aunque ellos pertenezcan a una empresa tercerizada. Sé agradable con todos desde el principio, y ellos te devolverán de la misma manera.
  5. No te conviertas en amigo de tu jefe en Facebook. No es nada conveniente que tu empleador vea tus fotos y mensajes sugerentes que subes día tras día.
  6. No esperes encontrar un lugar para almorzar cerca del trabajo. O peor aún, no esperes encontrar comida a bajo precio. Así que anda preparado con un tupper de comida hecha en casa, por lo menos durante la primera semana.
  7. Si quieres solicitar algo con urgencia, nunca lo hagas por correo. Llama por teléfono o busca a la persona en cuestión para que acelere tu pedido. Los correos en la empresa usualmente son respondidos un día después de enviado el mensaje inicial.
  8. Si quieres algo, lucha por él. Esto va tanto por si quieres un aumento o un ascenso. No esperes que pase un año o dos para recién luchar por lo que quieres. Ubícate desde el primer día de trabajo en cómo quieres verte en el futuro.
  9. Si quieres hablar con tu jefe o con un ejecutivo de tu trabajo, hazlo. No temas hablar con ellos. Ni te dejes guiar por los compañeros que te dicen que no lo hagas.
  10. Créeme, algunos de los mejores amigos que coseches en la vida los puedes encontrar en tu actual empleo. No rehúyas los compromisos o reuniones sociales. Hasta he conocido numerosos casos de parejas felizmente casadas que se conocieron en el trabajo.
  11. No te sorprendas del enorme grado de incompetencia entre algunos de tus compañeros o de tus propios jefes. No es nada extraño, y tampoco es motivo para que despotriques de ellos. Más bien, asúmelo como una oportunidad latente que tienes ante ti.
  12. No vas a amar cada aspecto de trabajo. Es más, me atrevería a decir que existen pocas personas en el mundo que están 100% satisfechas con su empleo. Pero, sí hay una infinidad de trabajadores felices. ¿Por qué lo están? Porque han aprendido a amar esa parte del trabajo para el que están más aptos.
  13. Nunca digas “sí” a todo lo que te piden en el tu empleo. Si piensas que así te valorarán más, estás completamente equivocado. Evalúa a consciencia cuando decir “sí” y cuando “no”.
  14. Aprovecha cada oportunidad que tengas para hablar en público. Eso no solo te dará la chance de resaltar sobre la manada, sino también, te otorgará cualidades de liderazgo y oratoria que son complicadas de cultivar en casa.
  15. Es probable que no te vuelvas amigo de todos tus compañeros. Y hasta es probable que te generes uno que otro enemigo. Pero no desmayes ni intentes rehuir su presencia, así es la vida, recuerda que no andamos escapando de quienes no nos gustan en la calle o en la casa.

Vía: lifehack.org
Foto: cnn.com

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.