15 razones por las que tus compañeros de trabajo te odian

Entras y tus compañeros te miran con mala cara. Sin embargo, eso te importa poco. Pero ahora hasta los de otras áreas también te muestran un rostro huraño. Hasta tu jefe evita hablarte en público. ¿Qué está pasando? ¿La ley del hielo se ha trasladado desde el colegio a la oficina? Sí, la gente no te soporta y seguramente es porque has cometido alguno de estos errores en el trabajo:

  1. Eres el chupamedias del jefe: Si hay que elegir al personaje de la oficina más odiado, ese tendría que ser el chupamedias. Cuidado, no seas uno de ellos.
  2. Te gusta probar el almuerzo de otros: Llega la hora del almuerzo y estás mirando hacia todos lados a ver algún platillo que te apetezca. Una vez que lo encuentras, te acercas a tu compañero y le dices: “¿Puedo picar un poquito?” Él no te dirá que no, pero por dentro se está guardando todo su resentimiento contra ti.
  3. Dejas una estela olorosa a tu paso: Y no es precisamente por el sudor. Lo que pasa es que te encanta la última colonia que te regalaron.
  4. Usas jerga incomprensible: En medio de las conversaciones rutinarias de oficina apareces con unas frases que nadie entiende, salvo tu amigo de toda la vida, que es el único que te entiende y sonríe ante lo que dices.
  5. Te crees nutricionista: “¿Cómo vas a comer eso? ¿No sabes qué es malo para el hígado?” Por supuesto que tu compañero lo sabe. Pero, déjalo comer en paz, por favor.
  6. Eres el narrador de la oficina: Todo lo que está en tu mente lo expresas en palabras. Tus compañeros comienzan a pensar que estás un poco orate, todo el tiempo hablando sólo este pobre chico, algo de vitaminas le hacen falta.
  7. Te has autonombrado jefe: Este ser sí que es detestable. “Oye, ¿qué estás haciendo?” Tu compañero se queda mudo y atina a pensar: “¿Y éste que se ha creído, mi jefe?”
  8. Eres el transportador de gérmenes: Si estás mal, pide licencia. No sabes las molestias que generas a tus compañeros con tus estornudos continuos.
  9. Hablas en altavoz por teléfono: Nadie, absolutamente nadie quiere escuchar tus conversaciones en la oficina. Sal de la función de alta voz, y coge la bocina del teléfono antes que a alguien se le ocurra tirártelo a la cabeza.
  10. Eres el mensajero de malas noticias: Ha sido una larga jornada de trabajo. Y todos se van almorzar en grupo como de costumbre. Mientras unos hablan del último partido de fútbol, de la salida de este último fin de semana, de la excelente película que vieron anoche, tú únicamente hablas de tus desgracias, que acaba de morirse tu perro, que estás por divorciarte, que no tienes dinero ni para tu pasaje, en fin.
  11. Dejas que tu celular suene a cada rato: ¿Sabes qué existe el modo vibrador? Los ruidos del teléfono sacan a tus compañeros de su concentración rutinaria.
  12. Has convertido a tu oficina en un mercado: Ahora tienes unos ingresos extra, estás vendiendo productos naturales. Pero, no se te ocurre peor idea que venderlos a tus compañeros en horario de trabajo. Un poco más de respeto. Ellos por decoro no te dicen a la cara lo que realmente piensan de ti.
  13. Dejas todo sucio: Que incómodo es llegar a la mesa de reuniones y encontrar rastros de pan o de jamón. Ya sé que hay un servicio de limpieza en la oficina, pero por lo menos, tómate un momento para dejar todo tal cual lo encontraste.
  14. Das la contra a todo: Hay órdenes que deben cumplirse sí o sí. Hay otros momentos para el debate, como en las reuniones por ejemplo, pero no puedes estar objetando las indicaciones a cada instante.
  15. Practicas el aseo personal en tu mesa de trabajo: ¿Te gusta maquillarte en tu mesa de trabajo? ¿O cortarte las uñas? ¿O peinarte? Hay un baño al fondo, ahí puedes hacerlo.

comments

Autor entrada: Equipo Pymex LM

1 thought on “15 razones por las que tus compañeros de trabajo te odian

Deja un comentario