3 errores que los reclutadores no perdonan

Por ejemplo, cuatro de 10 reclutadores menciona que es un reto platicar con empleados bien preparados, que saben cuáles son los retos de ese lugar de trabajo y cómo encajaría su perfil, según análisis realizados por CareerBuilder.

Si la competencia es elevada y hay menos puestos de trabajo, por qué darse el lujo de fallar cuando se te ofrece una oportunidad. Éstas son las situaciones que dañan la imagen de un aspirante a recibir el empleo:

1. Mostrar poca seriedad. Hay gente que llega a la entrevista como si fuera al cine. Mostrarse ante el entrevistador como una persona que conoce poco de sí misma y sin tener claro cómo desea proyectarse a futuro, te hace lucir como alguien que “acepta por aceptar” el empleo.

2. ‘Pecar’ de informal. Aunque tu personalidad sea muy casual, hay que entender que una entrevista de trabajo requiere cumplir códigos, y uno de ellos es mostrar respeto, teniendo una idea de los alcances del puesto y la empresa donde se laborará. La vestimenta también entra en este punto. Si voy a Google quizá pueda ir ropa un poco menos formal, pero tampoco se trata de llegar en jeans.

Suscríbete a nuestro boletín informativo




3. Evitar dar falsas expectativas. Durante la plática con el reclutador, tú mismo te darás cuenta si el trabajo cumple con tus objetivos, y tienes la capacidad y disposición para cumplir con las exigencias de ese puesto.Si careces de un requisito que sea valioso para la empresa, o el puesto no llena tus expectativas, haz un lado el miedo a decir “No”. Si pretendes ser ‘algo más’ y luego te contratan, estarás generando impresiones que irreales y eso pesará al laborar en la compañía.

Fuente: CNN Expansión

Artículos Relacionados

comments

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion