4 claves para luchar contra la insatisfacción en el trabajo

La insatisfacción laboral puede entenderse como el grado de malestar experimentado por un empleado en su puesto de trabajo, y puede estar ocasionado por factores personales, ambientales o directamente por las labores realizadas.

Lo cierto es que más allá de las retribuciones económicas, de las mejores oportunidades de crecimiento profesional y de las actividades para mantener contento al personal, la satisfacción de los colaboradores también depende en gran medida de ellos y de su forma de experimentar el trabajo.

En este sentido, echa un vistazo a estas 4 claves para construir la felicidad en el trabajo:

1. Mejora la relación con el trabajo

Cuando se habla del trabajo, tal vez se digan cosas como: “es un mal necesario”, “es cuestión de aguantarlo”. Si es así, ¿hacia dónde está siendo enfocada la atención? ¿cómo se percibe las metas con relación al trabajo?

De acuerdo con Mihaly Csikszentmihalyi en su libro Fluir (Flow), hay estereotipos culturales que hacen percibir el trabajo como una imposición, una limitación, una transgresión a la libertad y, por lo tanto, algo que debe ser evitado tanto como sea posible.

2. Desafiarse uno mismo

Es muy difícil que todas las actividades laborales sean desafiantes y estimulantes. Como en todo hay cosas que se disfrutan más que otras, sin embargo, en nuestras manos estará encontrar retos y oportunidades en cada tarea que sea asignada, incluso en las más sencillas y monótonas.

En este sentido se plantea que para hacer de un trabajo una actividad placentera deben de existir factores como variedad y desafíos, reconocer oportunidades para la acción, mejorar habilidades, tener metas claras y una retroalimentación inmediata.

3. Trabajar en relación con otros

Es muy común que en toda empresa existan diferencias y conflictos entre sus colaboradores. Éstos son probablemente una de las mayores fuentes de insatisfacción. Lo que lo hace más complicado es la creencia de que no podemos hacer nada para cambiarlo. En efecto no se ni se debe intentar cambiar a los demás.

Lo ideal será cambiar nuestra forma de observar la situación y de relacionarnos con las otras personas. Pregúntate: ¿qué puedes aportar para el logro de las metas de los demás?

4. Encontrar un sentido

¿El trabajo ayuda a que uno alcance sus propias metas o de alguien más? El autor anteriormente mencionado señala que muchas personas consideran que su empleo es algo que tienen que hacer, una carga impuesta desde fuera, un esfuerzo que les roba vida y existencia.

Aunque disfrutan su trabajo, no lo valoran lo suficiente pues no contribuye con sus propias metas de largo alcance. Por ello es necesario encontrar el sentido del valor y creatividad en el trabajo y su entorno.

Deja un comentario