4 trucos para impresionar a tu jefe

impresionar jefe

Todo empleado quiere agradarle a su jefe. Es imposible caer bien a todos en el trabajo pero, por lo menos debes intentar impresionar de manera positiva a tu jefe para que tu carrera sea exitosa. Como empleado, debes esforzarte para ser bien valorado por tu jefe, para ganar seguridad en tu empleo y avanzar en tu carrera. Aquí te brindo 4 trucos para impresionar a tu jefe.

1. Haz las tareas que los demás no quieren hacer

La primera etapa es hacer tu trabajo y hacerlo bien. Cumple con todas las tareas, y, si puedes hacer una más, no dudes en hacerlo. Si cumples con todas tu tareas asignadas incluso las más difíciles o menos atractivas, tu jefe te percibirá como alguien con quien es fácil trabajar. Pero, no se trata de ofrecerse voluntariamente para hacer todas las cosas que los demás no quieren hacer. Se trata de aceptar tus tareas sin quejarte, haciéndolo de este modo tu jefe lo notará y lo apreciará.

2. Aprende tu trabajo y hazlo bien

Puede parecer obvio pero es probable que muchos de tus colegas no sepan cómo cumplir con sus tareas cotidianas. Respeta tus plazos y compromisos, cuida tu ortografía y tu puntuación a la hora de redactar documentos. En resumen, haz tu trabajo concienzudamente.

Suscríbete a nuestro boletín informativo




3. Conoce bien tu empresa

Aunque estés en esa empresa desde hace un mucho tiempo es probable que no pienses quedarte toda tu vida trabajando en el mismo puesto. Por eso debes conocer bien tu empresa, pregúntate “¿cómo esta empresa gana dinero?” “¿qué es lo que nuestros clientes quieren y esperan de nosotros?” “¿cuáles son los productos y servicios que ofrecemos?” Este conocimiento sobre tu empresa te dará credibilidad y la gente te verá como un posible candidato a otros puestos en el futuro, tanto dentro como fuera de la empresa.

4. Ordena tu espacio de trabajo

Tu espacio de trabajo debe ser organizado para verse profesional. Además, revela una parte de tu personalidad. Tienes que encontrar el justo equilibrio: no debe ser desordenado pero tampoco demasiado ordenado. Si no hay ningún documento sobre tu escritorio o, por el contrario, hay demasiados, de igual forma darás la impresión de que no trabajas. Cuando sales de la oficina, tómate algunos minutos para ordenar tu escritorio a fin de tener todo ordenado y listo para el día siguiente.

Impresionar a tu jefe podría abrirte muchas puertas, procura trabajar a conciencia y esfuérzate en tu trabajo diario, no des mucho énfasis en tratar de agradar a alguien porque eso se notará y podrá traerte problemas con tus colegas. Sé prudente y pregúntate cada día si lo que hiciste se pudo haber hecho mejor.

¿Qué otro consejo darías para impresionar a tu jefe?

Vía: journaldunet.com

comments

Autor entrada: Amelie Crosnier

Deja un comentario