5 malos hábitos que debe evitar en la oficina

malos hábitos

Todas las personas tienen defectos y virtudes, y como consecuencia de estas cualidades o la carencia de las mismas, desarrollamos buenos y malos hábitos. Sin embargo, algunos malos hábitos pueden traerle consecuencias negativas en su trabajo, pueden truncarle un ascenso, pueden cambiarlo de un área de trabajo por otra que no desea tanto o incluso costarle el puesto de trabajo. Es importante que usted los identifique, de manera que pueda cambiarlos, a tiempo, por buenos hábitos.

5 malos hábitos que primero debe identificar, para luego evitar.

1.- Decir mentiras

Sin duda, este es un terrible hábito, porque cuando se dice una mentira, tal vez, no se percibe, pero cuando es un hábito se nota (y demasiado). Esto, definitivamente, hará sus colegas pierdan la confianza en usted; y, si estaba luchando por un ascenso, puede ir despidiéndose del mismo, ya que ocupar un puesto superior, más que un tema de conocimientos es un tema de confianza.

Suscríbete a nuestro boletín informativo




2.- Llegar tarde

En nuestro país esta es una fea costumbre, ya que es una falta de respeto para la persona que espera. Si usted es recurrente en este mal hábito no dude que será visto o tenido en cuenta como  irresponsable.

3.- Dejar las cosas para el último momento

Recuerde que en la oficina se trabaja en equipo y el trabajo que usted realice siempre alguien lo requerirá, por lo tanto, si usted es de las personas que deja todo a última hora, úes simplemente perjudica a sus colegas haciéndoles esperar.

4.- No controlar el lenguaje corporal

No deje de lado la importancia del lenguaje corporal, tal vez usted no lo haya notado pero alguien si lo ha hecho; si se muerde las uñas constantemente, no mantiene un contacto visual, no da un buen apretón de manos, etc. Este tipo de cosas no suma sino resta en cuento a la opinión de su jefe o colegas.

5.- Ser negativo

Recuerde que este mal hábito es contagioso y puede desanimar a otros colegas, lo cual su jefe no verá con buenos ojos. Tenga cuidado.

Para finalizar, otro mal hábito de nuestros tiempos es depender mucho del smartphone, tablet o celular. Aquellas personas que viven pegadas a un dispositivo móvil son vistas como dependientes y antisociales debido a que pasan bastante tiempo con el teléfono inteligente. Sea cauto, identifique en qué es recurrente y cambie, recuerde que solo es cuestión de costumbres.

¿Existe algún otro mal hábito en que sea recurrente?, si es así ¿cuál sería?

Vía: Gestión.pe

comments

Autor entrada:

Deja un comentario