5 razones científicas para que dejes tu odioso trabajo

¿Aún prendido de un trabajo que odias? ¿O que no te genera pasión? Dices “Aquí no pasa nada, el trabajo es tan solo trabajo, no tiene nada que ver con mi vida personal”. En realidad, esto no es cierto. Pasas gran parte de tu vida en el trabajo. Piénsalo, prácticamente permaneces durante la mitad de tu día activo en él (descontando por supuesto, las horas de sueño). ¿Vale la pena malgastar la mitad de nuestra vida en algo que no supone un propósito para nosotros? Si aún no estás convencido de que es oportuno un cambio, la ciencia te dice que:

  1. Si permaneces enojado tienes más posibilidades de fallecer en el corto plazo

Un reciente estudio demostró que las personas que mantenían un buen sentido del humor tenían un 35% menos de posibilidades de fallecer en el corto plazo (menos de 5 años) que sus pares, los que viven enojados con su vida. Ya lo ves, no todo se circunscribe al dinero, si quieres permanecer en este mundo con los seres que más quieres, tienes que vivir a pleno en cada aspecto de tu vida.

  1. Si no posees reconocimiento social vivirás menos

La universidad Brigham Young y la de North Carolina desarrollaron una investigación conjunta para detectar que tanto pesa el reconocimiento social en nuestra expectativa de vida. Así, los investigadores encontraron que aquellos que no se sentían aceptados por sus amigos o compañeros vivían 4 años menos que los sí se sentían plenos en este mundo. ¿Es posible realizarnos socialmente si seguimos en un trabajo que odiamos? Imposible.

  1. Si no vives con un propósito tendrás menos calidad de vida

La reconocida psicóloga Carmen Harra es clara al respecto: “Vivir con un propósito en la vida es el factor primordial para llevar una larga vida con buena salud”. ¿Estás siguiendo el propósito de tu vida con el trabajo que ahora posees? No traiciones tus sueños, cúmplelos y tu cuerpo te lo agradecerá.

Suscríbete a nuestro boletín informativo




  1. Si odias tu trabajo vivirás bajo el estrés y la ansiedad

Esta cuarta afirmación es ampliamente conocida por todos, sin embargo, pocos reconocen que tanto la ansiedad como el estrés son dos de las principales causas de las enfermedades en la actualidad. Vivir con un trabajo que odiamos nos convierte en eternos estresados y, te aseguro, que no vale la pena vivir una vida atosigado por problemas que fácilmente podríamos resolver.

  1. Tener desafíos es mejor que vivir aburrido

“Mi trabajo es perfecto, nadie me exige nada e igual me pagan a fin de mes”. ¿Sabes que esa afirmación es completamente falsa? Deja de engañarte. Trabajar menos no es sinónimo de felicidad. Según la Canadian Medical Association, vivir en estado de alerta mental continua es la mejor forma de llevar una vida sana. Ya no busques trabajos que estén por debajo de tus capacidades. Busca empleos retadores que pongan en jaque tus habilidades y capacidades cada día. Tu cuerpo requiere adrenalina, entrégaselo y él te retribuirá de la misma manera.

Vía: inc.com

Foto: feminisimas.com

comments

Autor entrada: Equipo Pymex LM

Deja un comentario