5 razones por las cuales los buenos empleados renuncian

empleado renuncia

Actualmente la noción de lealtad a la empresa es muy distinta de hace algunos años. Los empleados talentosos que se sienten frustrados en su empresa no dudan en dejarla por algo mejor. ¿De quién es la culpa? De las empresas que, a menudo, no saben cómo retener sus talentos. Aquí te brindo las 5 razones por las cuales los buenos empleados renuncian.

1. Falta de visión

Los buenos managers tienen una visión del futuro, un plan de futuro para su empresa. Son visionarios que logran guiar a su equipo alrededor de objetivos comunes, que saben transmitir a los empleados. Si el manager no tiene una visión clara, el empleado no podrá proyectarse a largo plazo en su empresa y la dejará por otra.

2. Falta de sentimiento de utilidad

No es siempre fácil crear un sentimiento de pertenencia en una gran empresa. Sin embargo, para que un buen empleado se quede en una empresa, debe sentirse en su lugar. Si la empresa no le hace sentir que es una parte importante de la empresa, que puede hacer la diferencia, el empleado se sentirá inútil.

3. Falta de empatía

A causa de la crisis económica y del mercado laboral caprichoso, existe cada vez menos lealtad entre empleador y empleado. Sin embargo, existe una manera simple para que los managers crean un clima de confianza: dejar su puerta abierta, escuchar las reivindicaciones de sus empleados y hacer lo máximo para ayudarlos a solucionar sus problemas. En cambio, un empleado que no se siente ni escuchado ni apoyado por su empresa podría deducir que ésta no se preocupa por él. Lo cual le daría una excelente razón para dejarla.

4. Falta de motivación

Los buenos empleados relegan la importancia de su sueldo al segundo plano si tienen un empleo que les apasiona. La compensación financiera no es una motivación suficiente para conservar un buen talento: también se debe suscitar el deseo del empleado a hacer un buen trabajo. Un empleado quien se dedica al cien por ciento a su trabajo y que no recibe ningún cumplido, perderá esta motivación.

5. Falta de futuro

Los buenos empleados tienen ambición y buscan avanzar en su vida profesional. Si un empleado expresa el deseo de cambiar de puesto y que su empleador es incapaz de ofrecerle esa oportunidad, éste se irá en búsqueda de otra empresa dispuesta a darle un puesto que concuerda con sus capacidades.

Tener buenos empleados es la clave para que una empresa tenga éxito. Es por eso que las empresas deben hacer todo lo posible para no dejar ir a sus talentos. Como decía el motivador Miguel Ángel Cornejo: “si alguien te dice que entrará a tu empresa para aumentar la producción, solucionar tus problemas y expandirla, pues no lo contratas, te casas con él”.

Vía. Forbes.com

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.