6 habilidades que no debes colocar en tu CV

¿Estás tratando de mejorar tu CV? Comienza por quitar estas actividades que no resultan atractivas para los reclutadores.

Hay que tener muy en cuenta al escribir un currículum vitae, es que los reclutadores y los gerentes de contratación en realidad buscan información de calidad, no cantidad.

Después de todo, sólo cuentas con 7 segundos para capturar la atención de un reclutador, por lo que se debe asegurarse en comunicarle rápidamente las cosas positivas. Es por eso que conviene recortar la información que presentamos en los CV.

Entonces, si estás tratando de mejorarlo comienza por quitar estas actividades que no resultan atractivas para los reclutadores.

1. Un idioma que sólo estudió en la preparatoria

¿Inglés, francés, italiano, alemán?No importa si  se tiene un entendimiento básico o intermedio de un idioma. A menos que se lo domine y se pueda realmente utilizarlo para el trabajo, hay que dejarlo fuera.

2. Habilidades básicas de computación como correo electrónico y Microsoft Word

Al agregar ciertas habilidades puede parecer que los candidatos están tratando de ‘inflar’ su currículum. Es decir, que están poniendo cualquier cosa en su CV porque no tienen suficientes habilidades relevantes. Una excepción a esto sería si se ha perfeccionado una práctica muy específica utilizando programas, como crear una base de datos de acceso desde cero e importar datos de Excel para hacer análisis de Big Data.

3. Uso de redes sociales (fuera del trabajo)

Puede que se tengan miles de seguidores en Twitter, millones de amigos en Facebook y un sinnúmero de likes en Instagram, pero la gestión de la marca personal y la gestión de la marca profesional de una empresa son dos cosas completamente diferentes. Trabajar en medios sociales en un entorno profesional a menudo requiere mucho más que simplemente publicar contenido atractivo – a menudo implica análisis de datos, experiencia con medios de pago y más.

4. Las llamadas “soft skills”

Estas habilidades son un poco difíciles de manejar porque a los reclutadores no les encanta verlas en los CV. Sin embargo, se debe demostrarlas con hechos. Por ejemplo, decir que uno es un buen comunicador no significa nada si no se lo puede probar con ejemplos concretos. Hay que comunicar las habilidades en el cuerpo del CV. Por ejemplo, en lugar de poner que se tienes ‘liderazgo’, escribir que se ha conducido múltiples proyectos simultáneos con resultados positivos.

5. Exageraciones o mentiras

Los solicitantes de un empleo a menudo suelen incluir palabras que ven en las solicitudes de empleo para adornar sus CV. Pero si no se tienen las habilidades solicitadas en la oferta de trabajo, no hay que incluirlas en el currículum. Una buena regla general es que se puede tener entre el 80 a 90% de las características requeridas para llamar la atención de los reclutadores.

6. Tecnología anticuada

El software y la tecnología que se utilizan en el lugar de trabajo pueden cambiar rápidamente, por eso es importante estar al día en su uso. De lo contrario, se corre el riesgo de parecer que no se puede mantenerse en un lugar de trabajo dinámico.

“Las empresas buscan profesionales sofisticados y flexibles que comprendan la tecnología. Al incluir el uso de tecnología obsoleta en la sección de habilidades del currículum, se da la impresión a los empleadores que los conocimientos están rancios y que se tardará mucho en aprender habilidades nuevas.

Así que deja fuera las cosas como los lenguajes de codificación que ya no están ampliamente en uso, las versiones obsoletas de los programas de software modernos y otras tecnologías irrelevantes.

Vía: Entrepreneur

Lee también: CURSOS GRATUITOS DE DESARROLLO PERSONAL