6 hábitos que tiene todo redactor exitoso

¿Quieres ser redactor pero te resulta casi imposible concentrarte para escribir tan solo una página? Eso sí que es todo un problema. Para ser un redactor exitoso no solo basta conocer las técnicas necesarias para tal fin, sino también tener una disciplina a prueba de balas. Sí, porque gran parte de los redactores no tienen jefes y crean su propio horario de trabajo. ¿Qué es lo que identifica a un buen redactor? Averigüémoslo aquí:

  1. Escriben con rapidez

Al igual que en otras profesiones, el redactor tiene que ser una persona capaz de plasmar buenas ideas en poco espacio de tiempo. ¿De qué te vale escribir un artículo glorioso si te tomó casi un día redactarlo? Para poco o nada. Lo cierto es que con la irrupción de Internet, la información pasa a la velocidad de la luz, por lo que se requiere de redactores que tengan una alta productividad para ir variando contenidos con cierta asiduidad.

  1. Escriben aún sin inspiración

Un buen redactor convierte la escritura en su forma de trabajo. Pese a que habrán días en que la inspiración no esté presente, él se las ingeniará para armar unos párrafos interesantes porque ese es tu trabajo, y no el estar viendo las redes sociales. Un verdadero redactor es aquel que se despierta temprano, toma un buen desayuno, y lo primero que hace es prender su computadora para comenzar a escribir.

  1. Estiran sus límites

Puede existir un redactor que sea un experto en temas ligados al cine, sin embargo, si ve que existen otras industrias que pagan mejor por cada artículo escrito, él tendría que esforzarse para conocer esas temáticas y seguir creciendo. Es lo que diferencia a un redactor que hace lo que hace como hobby frente a otro que es un profesional completo.

  1. Aprenden de sus errores

Hay un problema recurrente en los redactores: toman de manera personal las críticas que reciben de los editores generales o de sus jefes inmediatos. Cuando nos realizan una observación a nuestro artículo, no debemos sentirnos heridos en nuestro orgullo, hasta los más grandes escritores del mundo se han enfrentado a editores o críticos recalcitrantes. Lo importante es tomar esa crítica de forma positiva para reparar los errores.

  1. No procrastinan

Un verdadero redactor nunca deja una tarea pendiente para el día siguiente. Simplemente lo hace. Cuando escribir se ha convertido en un hábito para el redactor, él no necesitará a nadie que esté detrás presionándolo para escribir. Es más, sentirá un gozo especial cuando esté a punto de expresar sus ideas en un texto.

  1. Manejan bien sus finanzas

Ley fundamental para todo buen redactor. Hay redactores que trabajan para una empresa de manera estable, sin embargo, la mayoría redacta para diferentes empresas o medios de comunicación. Entonces, el dinero viene por partes, por lo que conocer de finanzas es algo fundamental para todo buen redactor. Si no lo hacen así, de seguro, que tendrán más de un problema para llegar a fin de mes.

Artículos Relacionados

comments

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion