Aplicar exámenes de admisión a los empleados

Aplicar exámenes de admisión a los empleadosCada empresa aplica sus propios criterios respecto de los exámenes de admisión. Algunas incluso consideran suficiente la entrevista y el historial laboral y académico. Otras en cambio, practican varios exámenes, que pueden ser de conocimientos generales, aptitudes específicas, pruebas de destreza o test de personalidad.

Lo anterior puede tener relación directa con la categoría del cargo: una empresa puede aplicar varios exámenes para un cargo específico, y omitirlos para otro. No existe, entonces, un parámetro definido sobre el cual aconsejarle, pero existen algunos puntos comunes que pueden ayudar:

– El examen de conocimientos generales mide su nivel cultural. Puede asemejarse mucho a las pruebas de admisión de algunas universidades o institutos técnicos superiores. Por lo general es un examen corto, con preguntas relacionadas con las materias de la educación secundaria y temas de actualidad. Generalmente no se emplea este examen para cargos de nivel superior. Además de repasar sus conocimientos generales, lea la prensa, vea los noticieros, socialice, navegue por el Internet.

– Los exámenes de aptitudes específicas, están relacionados directamente con el cargo vacante. Así si usted aplicó como digitadora, tendrá que mostrar su destreza en el ordenador. Para prepararse en este caso, practique, y actualícese. Un examen de aptitudes también es posible que no se relacione directamente con su profesión, aunque si con el cargo vacante.

– Las pruebas o test de Personalidad, Pruebas de C.I., razonamiento abstracto y otras, se aplican a cargos de nivel superior, y posiblemente usted las conoció en la universidad. Varían mucho, según el criterio del examinador y las condiciones o “Perfil” del cargo.

Como norma general, al presentar cualquier examen, lea primero las instrucciones completamente. Asegúrese de entenderlas, y solo después comience a desarrollar el test:

– Elija y resuelva primero las cuestiones más sencillas, Ello le evitará perder tiempo y además hará un saludable efecto psicológico en usted, al darle confianza y seguridad y permitirle relajarse.

– Piense siempre antes de responder. No trate de adivinar las respuestas.

– Evite los borrones y enmendaduras. De ser posible, use un lápiz que le permita rectificar un error.

– No olvide llenar los espacios destinados a sus datos personales y firmar el examen si éste lo indica.

Fuente: Alto Nivel

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion