Aprende a tener un currículo atractivo

Hay que anotar, también, las acciones que emprenderías en ese lugar para ser considerado un colaborador potencial. Una vez definido lo que se busca, es importante hacer un programa de trabajo para calendarizar los puntos que conducirán a posibles entrevistas con reclutadores. La planeación es una acción clave en el proceso de búsqueda, y eso incluye dedicar tiempo a crear o perfeccionar tu currículo. Considera estos ocho aspectos al preparar un CV que impacte a los entrevistadores

Actualízalo como tu Facebook. Este documento debe tener ‘lo último’ en tu vida laboral. Cada entrenamiento y nueva experiencia adquirida hay que anexarla. Es la carta de presentación y la regla de oro al redactarlo es: síntesis. Adiós al exceso de palabras que sólo adornan pero no informan al entrevistador quién eres. Los datos deben presentarse en forma clara y atractiva. ¿Cuál es su objetivo? Generar curiosidad sobre ti en la empresa.

Anota lo indispensable. En este documento aplica la regla ‘más es menos’. ¿Qué debe incluir? Datos personales relevantes como nombre, dirección, teléfono y celular, así como correo electrónico. Incluye otra breve sección de formación educativa (de nivel profesional: licenciatura, carrera técnica, posgrados, diplomados), intereses profesionales y conocimientos  adicionales, como idiomas y competencias laborales.

Si eres recién egresado. El apartado de experiencia profesional quizá no sea tu fuerte para robustecer la oferta profesional. En ese caso, existen datos que permiten enfatizar habilidades y aptitudes, de modo que ellas superen el poco o nulo entrenamiento laboral. ¿Cuáles son? Logros en prácticas profesionales, servicio social y en programas de becarios, concursos universitarios en los que tu participación haya sido destacada, entre otros.

Usa palabras atractivas. El CV de una persona que busca su primer trabajo debe reflejar que es un profesional lleno de entusiasmo y capaz de aprender e integrarse rápidamente a un equipo. Frases a utilizar: trabajador fiable y organizado, facilidad para aprender cosas nuevas, habilidad para evaluar opciones y encontrar soluciones, entre otras.

Evita ‘embellecer’ el currículo. Mentir en este documento te puede salir caro. Disimular conocimientos poco sólidos, incrementar la experiencia profesional, aumentar el porcentaje de dominio de idiomas y hasta cargos ficticios, son falsedades que un experto en recursos humanos detecta con facilidad. Cuando un empresa sabe que mientes, además de descartarte, se daña tu imagen profesional, porque las bolsas de trabajo o los encargados de contratación ‘boletinan’ tu CV.

¿Incluir una foto tuya? No es un requisito a menos que te lo pida expresamente la oferta de trabajo. En el caso de que decidas incluirla es importante cuidar cada detalle. Es recomendable evitar la típica foto de hace años. Recurre a un fotógrafo experto para realice algunas tomas favorecedoras.

Breve pero de impacto. El currículo debe ser de máximo dos hojas para que lo lean todo. Fíjate que el documento comunique lo necesario para mostrarte como el candidato más apto y calificado para el puesto. Antes de enviarlo revisa detalladamente la ortografía. Pide a un especialista en redacción que lo lea y te dé su retroalimentación.

Como aspecto final, cuando mandes el correo para aplicar a la vacante cuida que el texto sea conciso y dirigido a la persona indicada.

Vía: CNN Expansión

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion