Aumentan costos por carreras técnicas y de ingeniería

ingenieria-de-minas

Son cada vez más los estudiantes que eligen carreras ligadas al mundo de la ingeniería. Esta situación tiene su correlato con la nueva escala de precios de esta rama profesional en el mercado. Carreras como la ingeniería de minas, petrolera, informática y de telecomunicaciones encabezan la lista de las carreras más caras de nuestro país, junto a las carreras pertenecientes al rubro salud. Atrás ha quedado el predominio de las carreras empresariales, tales como Administración, Economía y Contabilidad.

¿HASTA DÓNDE LLEGA EL INCREMENTO?

Ya en los últimos 5 años, gracias al importante aumento de la cantidad de estudiantes en las universidades locales, el costo general de una carrera universitaria se ha elevado entre un 6% y 8%. Gran parte de este aumento se ha concentrado en las carreras de ingeniería, que logran rebasar en un 20% en cuanto a costo, a las carreras denominadas “empresariales”. Y ni qué decir, de la gran diferencia en inversión que han alcanzado las primeras en relación a las profesiones de las áreas de humanidades y sociales.

Suscríbete a nuestro boletín informativo




No solamente hay que considerar el gasto bruto que exige la universidad por dichas carreras. También, hay que ver la inversión extra que realizan los estudiantes fuera del pago de pensiones. Y es el caso que, por el costo de los materiales propios de las carreras, los estudiantes de ingeniería y de salud terminan pagando aún mucho más que sus colegas de las áreas empresariales y de humanidades.

OTRAS CARRERAS CON ALTO CRECIMIENTO

Ahora bien, existe además una demanda alterna por carreras no universitarias, tales como la industria textil, gastronomía, confecciones y estética. Los jóvenes egresados de los colegios ven en estas carreras técnicas una excelente oportunidad para obtener empleo rápido sin tener que pasar demasiado tiempo en los claustros universitarios. Los ingresos, además, parecen ir a la par de las carreras universitarias menos cotizadas.

Este fenómeno no obedece meramente a una campaña de marketing de los institutos. Se produce tras el crecimiento sostenido de la demanda interna, concentrada precisamente en rubros como ropa, comida y cuidado personal. El peruano, y en especial, el limeño común destinan cada vez más presupuesto a estos ítems. Por tanto, hay una demanda insatisfecha que aún queda por explotar por los jóvenes estudiantes. Libros y cuadernos a la orden.

Vía: gestión.pe

comments

Autor entrada: Equipo Pymex LM

Deja un comentario