Aumentar tu remuneración laboral: 4 puntos claves

Aumentar los ingresos también se convierte en un objetivo primordial al iniciar el año, sin embargo, más allá de ubicar fechas específicas para solicitar el incremento, las bases de una negociación es demostrar con evidencias y argumentos que lo mereces. El mejor momento para negociar es cuando la compañía prepara sus presupuestos anuales, aunque cada organización tiene fechas determinadas para autorizar una mayor partida a sus empleados.

1. ¿Por qué invertir más en ti? Haz una evaluación sobre cómo ha sido tu desempeño, enlista tus puntos fuertes y aciertos laborales, así como debilidades. Ser un empleado que cumple en tiempo y forma es valioso, pero no alcanza para llevarte un buen aumento. Conseguirlo se basa en el plus que has dado a tu trabajo en diversos ámbitos, desde el tipo de resultado, hasta la relación que has trabajado con tus superiores. Un ingrediente valioso es que el jefe sienta que eres un empleado que suele brindar varias opciones en los resultados que da, e incluso podrías respaldar al superior cuando surja alguna dificultad.

2. Fíjate si tienen recursos. Analiza la situación financiera de la compañía, porque tu petición cambia los presupuestos del área y eso debe ser contemplado. Es mal visto que en un momento con problemas financieros, el empleado insista continuamente en que necesita su aumento. Lo más seguro es que la petición se rechace o, peor, si los ánimos están bajos puede ser tomado como un acto de poco compromiso con la organización, situación que podría jugar “en tu contra” cuando se dé la reestructuración económica de la empresa.

3. Respalda con ‘hechos’. Los empleados suelen pedir un aumento basándose en el argumento “lo que tú (empresa) me das es muy poco por lo que hago, incluso en otros lugares mis labores se pagarían mejor”. Ésta es una manera errónea de actuar. Es necesario hacer una guía de lo que vas a decir y en qué manera, porque de eso se trata una negociación. Obsérvalo como un dialogo en el que explicarás porque mereces el incremento. En ese análisis enlista antecedentes, como aumentos anteriores, para ti y compañeros de trabajo, situación de la compañía, del mercado, tipo de resultados que has entregado, cantidad de personas que pueden responsabilizarse de tu cargo, entre otros factores.

Suscríbete a nuestro boletín informativo




4. Sé directo. Un error garrafal en esta petición es ‘brincarse’ las jerarquías. Tu jefe inmediato es quien debe recibir, primero, esta petición. Cuando se la expliques enfatiza en las razones que sean afines a la empresa. Demuestra por qué tu nueva cotización contribuirá al desarrollo de tu área. De otro modo, el pedido parecerá un capricho o la intención de sacar más dinero haciendo el mismo trabajo.

Fuente: CNN Expansión

comments

Autor entrada:

Deja un comentario