Cinco consejos para no sucumbir ante nuestro pasado digital

pasado-digital

En muchas oportunidades postulamos para un trabajo, pero lo que nos puede perjudicar es que la encargada de Recursos Humanos nos investigue en las redes y se encuentre con fotografías que no nos favorecen. No lo olvides: nuestra información pública en internet puede marcar la diferencia a la hora de buscar empleo. Para evitar estos momentos incómodos, te dejamos unas pautas que pueden servirte.

Revisar nuestro historial: No es una pérdida de tiempo dedicarnos a revisar comentarios antiguos (o nuevos) que se hayan hecho en Facebook. De igual modo, los expertos señalan que debemos evitar pronunciarnos sobre opiniones de índole política, sexual, racial o religiosa. Pero no solo los comentarios en sí pueden jugarnos en contra. También menoscaba nuestra reputación la mala ortografía que presentemos.

Los motores de búsqueda: Lo más conveniente es hacer una prueba en los principales motores de búsqueda de la red. Colocamos nuestro nombre y observamos qué aparece tanto en comentarios como en imágenes. Si encontramos algo negativo debe eliminarse. En la mayoría de casos se puede saber quién ha realizado dicha publicación. Ya sea una persona o una web, se debe pedir que esta información sea borrada.

Suscríbete a nuestro boletín informativo




Las plataformas deben estar actualizadas: Cada vez es más grande la tendencia a que los empleadores esperen que la información en internet de un potencial empleado sea tan impecable como la manejada en su currículum. Cualquier perfil de redes sociales que ya no utilizamos debe ser borrado. También dependiendo de la profesión es recomendable tener un buen portafolio digital.

Configurar las opciones de privacidad: En plataformas como Facebook, las opciones de privacidad suelen modificarse con frecuencia. Por ello es recomendable estar pendiente para que nuestros comentarios no se hagan públicos.

Pensar antes de comentar: A partir de ahora uno debe ponderar los comentarios que realiza en el mundo virtual. En las redes sociales se suelen expresar emociones inmediatas de las cuales después solemos arrepentirnos. Siempre hay que tomar en cuenta nuestro perfil digital y cómo queremos “vendernos” en la red.

Vía: elcomercio.pe

comments

Autor entrada:

Deja un comentario