Cómo convertirse en un empleado efectivo

Cómo convertirse en un empleado efectivoPor lo general ahora vemos que los trabajadores cambian de empleo con mayor frecuencia. Incluso dentro de una misma organización se espera que una persona pueda participar en diferentes proyectos simultáneamente, rindiendo cuentas o exigiéndolas a diferentes personas en cada uno de ellos. Por donde van pasando deben adquirir experiencia y agregar valor.

El perfil del empleado ideal exige ahora competencias y actitudes específicas que si no las desarrolla rotará constantemente de trabajo; pero no porque las diferentes compañías se peleen por él, sino porque desean deshacerse de sus servicios.

Capacitarse y auto capacitarse. El siglo XXI exige que todo profesional se encuentre en constante actualización. El desarrollo tecnológico ha facilitado de tal manera la generación de tantos avances y conocimiento que quien no se mantenga a la vanguardia y aprendiendo estará fuera de mercado en menos de lo que imagina. Aunque las empresas proveen capacitación para su gente, el empleado efectivo sabe que no puede depender exclusivamente de los entrenamientos que le proveen en su empresa. Un colaborador de excelencia va a estar leyendo constantemente sobre su área de competencia; investiga en internet; está suscrito a alguna revista sobre su disciplina; toma cursos constantemente; aprovecha todas las oportunidades de capacitación que le provea su organización e invierte en su desarrollo. Esto significa que no se limitará a la formación que reciba de parte de la empresa, sino que también invertirá en su crecimiento. Quien no está dispuesto a invertir en su desarrollo, no será el mejor candidato para un nuevo puesto.

Saber relacionarse. Constantemente escucho la frase “es muy bueno técnicamente, pero tiene problema con la gente”. A las personas que muestran estas características les auguro un futuro profesional difícil. Ahora más que nunca los trabajadores requieren desarrollar sus habilidades relacionales, pues muchas de sus funciones y responsabilidades se tratan justo de lograr resultados a través de otras personas. Esto implica un alto manejo de destrezas para comunicarse y tratar con los demás. Un ejecutivo que no sepa convivir adecuadamente con la gente tendrá un verdadero reto para obtener sus resultados, pues para lograrlos requiere negociar, coordinar a otros, motivarles, corregirles sin ofenderlos, mediar e incluso desarrollarles. De poco sirve el dominio de cuestiones técnicas si no somos capaces de relacionarnos con otros para organizar proyectos y tareas y lograr que se den. Es debido a esto que cada vez encontramos más oferta de entrenamientos en relaciones humanas y comunicación para equipos de trabajo.

Fuente: Gestiopolis.com

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.