Cómo convertirte en un empleado exitoso – Parte I

empleado exitoso

Ser un empleado exitoso conlleva mucho esfuerzo y es sin duda uno los mayores logros personales, pues te sentirás bien y harás sentir muy bien a la empresa en la que laboras. Estos son algunos consejos para que puedas ser exitoso en tu trabajo:

1. Compórtate profesionalmente. La gente habla, y los trabajadores conocen la diferencia entre una persona con la que es divertido trabajar y una persona que siempre está tonteando. Diversión significa una buena personalidad, una broma o dos, y una sonrisa. Perder el tiempo es perder tu tiempo y el de los demás, aprende continuamente.

2. Aprende a aceptar las críticas con elegancia. Se te proporcionarán valiosas ideas acerca de lo que la gente espera de ti, las áreas débiles, y lo que necesita para trabajar primero. Si un jefe o compañero de trabajo te critica de un modo que te duele o te irrite, espera hasta que se calme y luego pregunta si puedes hablar con ellos. Diles cómo te sentías, pero diles que deseas solucionar el problema y que deseas dialogar acerca de lo que debe ser cambiado.

Suscríbete a nuestro boletín informativo




3. Aprende a hacer tu trabajo, y hacerlo bien implica de esfuerzo. Ya sea de baja categoría y tedioso o difícil y muy bien pagado, aprender a hacer el trabajo, sin importar lo difícil que pienses que podría ser. Si no sabes cómo hacer algo capacitate, que toda persona tiene siempre la predisposición de aprender, no poner excusas del por qué no lo hizo.

4. Cultiva buenas relaciones con las personas de tu organización. Trata a todos tus compañeros de trabajo con cortesía, respeto y amabilidad, ya que tienen más poder de lo que crees, y tu reputación con ellos lo precede. No pases el rato con otros empleados que maltratan, faltan el respeto, o hablan a espalda de los demás. Estos son claros ejemplos de malas prácticas, no te dejes llevar por ello.

5. Cuando te den la oportunidad de aprender una nueva habilidad. Al tomar un curso de estudio pagado por tu jefe procura siempre aprender nuevas habilidades, y muestra además la educación; que eres inteligente y con un valor de la educación permanente. Si llegara la hora de la verdad, solo desenvuélvete que tu eres una persona muy capaz de demostrar los conocimientos que aprendiste y además lo buen profesional que eres.

6. Mantén un registro de rendimiento en el trabajo limpio. Haz un buen trabajo, que se presenta a tiempo, mantener siempre un buen historial de asistencia. Cuando te enteres de que alguien no asistió, a menudo se descubre que existieron circunstancias subyacentes que llevaron a su despido – incluyendo las ausencias frecuentes, plazos incumplidos, amonestaciones por el comportamiento poco profesional, o demasiadas quejas de los clientes.

7. Llega a tiempo. Llega siempre temprano. Ten por lo menos 15 minutos antes cada día. De esta manera, si vas a llegar tarde, que sea a tiempo. Si debes estacionarte lejos, tendrás que caminar y aún así no llegarás tarde. Si tu cliente es puntual, estarás allí para saludarlo a él o ella, y no dejar a alguien esperando por ti – incluso si llega a tiempo. Recuerda que la responsabilidad es un valor primordial en toda empresa.

8. Pregunta a tu supervisor cuáles son las expectativas para el resultado. Esto inmediatamente te hace destacar entre el 95% de los demás empleados. Siempre piensa bien qué es lo que solicita y sigue adelante con tus promesas.

9. Se parte de la solución. Deja de quejarte de lo que está mal y empieza a ser vocal sobre lo que es correcto! Una actitud positiva va un largo camino con muchos supervisores. Cuando veas al jefe con un problema, acércate con al menos una sugerencia en mente para una solución. Incluso si el jefe no toma tu sugerencia, se te verá como un solucionador de problemas.

10. No agaches la cabeza. Nos referimos a esto de manera literal. Siempre camina orgulloso, y hazlo bien para tu trabajo – no posponer las cosas o dejar que las cosas hasta la fecha límite. El entusiasmo que uno transmita a sus compañeros será siempre una motivación para trabajo en equipo. Eres un triunfador y naciste para serlo.

¿Haz puesto en práctica alguno de estos consejos?

Vía: wikihow.com

comments

Autor entrada:

Deja un comentario