Cómo lidiar con el rechazo laboral

Sin título-1

Llevas un tiempo buscando trabajo, justo aparece aquella oferta que llama mucho tu atención; te gusta el cargo, la ubicación de la empresa y el lugar donde quedaría tu oficina es de todo tu agrado y comodidad, es un gran desafío, sientes que puedes llegar lejos. Pasaste con éxito las entrevistas de selección, te evaluaron psicológicamente, te llevaste bien con la gente, en los test de habilidades sientes que te fue excelente y estás a la espera de aquel llamado que confirma lo que, crees, es tu ventana al éxito.

Sin embargo, el llamado más bien viene siendo un correo electrónico del cual solo lees la primera línea: “Muchas gracias por tu postulación, sin embargo…”

Tu autoestima baja, tu seguridad se va al piso y sientes que fracasaste. Sin embargo, esto es más común de lo que piensas, no te sucede solamente a ti y “ponerse de pie” resulta bien sencillo. Es por ello que te damos algunos tips para darle un giro y sacar oportunidades positivas mediante este rechazo laboral.

Suscríbete a nuestro boletín informativo




Vive el duelo tranquilo y calmo: Primero sentirás sorpresa, luego rabia, frustración y finalmente tristeza. Todos estos sentimientos son normales y conviene que los atravieses en el momento adecuado, exprésate, pero siempre con calma

Analiza qué es lo que pudo salir mal: Tener un poco de autocrítica tampoco está tan mal y es parte del proceso. Cuando te sientas preparado para hacerlo, revisa tu currículum, referencias y la carta de presentación que enviaste, repasa las respuestas que diste en las entrevistas y piensa qué pudiste hacer mejor.
Feedback: Por más que pienses que conoces las razones del rechazo, siempre es útil obtener un poco de feedback de la empresa. Estas críticas constructivas te ayudarán a mejorar en el futuro. Muchas áreas de selección valoran que pregunten “por qué no quedé” y suelen asesorarte, al fin y al cabo, también son personas. No tengas miedo a solicitarlo, pero siempre con compostura y respeto, recuerda que estás pidiendo un favor.

La búsqueda sigue: No te quedes lamentándote por lo sucedido y embárcate en una nueva búsqueda laboral. Después de todo, quizás surjan oportunidades mucho mejores de lo que imaginas, como dicen “todo pasa por algo” y levantarte es parte de progresar y crecer.

Las Pasantías suelen ayudar: Quizás la razón por la que no te tomaron es porque eres un recién graduado con poca experiencia en el mundo del trabajo. Si éste es el caso, es conveniente que evalúes realizar una pasantía que sirva como experiencia, cómo sabes si de la pasantía pasas a trabajar directamente en la empresa donde la realizas.
Capacítate. Haz de tu tiempo libre, algo práctico. Inscríbete en cursos, aprende idiomas, domina herramientas, adquiere conocimientos. Con eso estás dándole un valor agregado a tu CV y además estás creciendo tanto personal como profesionalmente.

No tienes ningún reloj en contra: Cuando uno mantiene la calma, mantiene la razón intacta y eso permite que uno logre sus objetivos. Con motivación, todo se logra, pero cuidado con caer en la desesperación, pues podemos tomar decisiones erradas, después de todo, no tienes tiempo en contra, solo tu propio cronómetro mental.

Dato: Los Beatles fueron rechazados en sus inicios por una disquera por “no tener futuro en el mundo de la música”. ¿Sorprendente, verdad?

Vía: Noticias Grupo Alcansa

comments

Autor entrada:

Deja un comentario