Conoce tus derechos laborales si eres practicante de una empresa

Para algunos, durante las prácticas profesionales lo aprendido en el aula puede chocar con la realidad. Para otros representan un puente para ingresar al mercado laboral.

El comienzo de la vida laboral de un estudiante es un tema que ha captado el interés de los tres factores involucrados en el aprendizaje: la empresa, el Estado y el estudiante.

Precisamente, la Ley 28518 – Ley sobre Modalidades Formativas, señala que la práctica profesional busca coadyuvar a una adecuada interconexión entre la oferta formativa y la demanda en el mercado de trabajo. La idea es que ésta regule la relación practicante – empresa.

En la gran mayoría de empresas es común la presencia de los practicantes, pues estos jóvenes buscan ser mejores profesionales y obtener la experiencia necesaria, a pesar de que en ocasiones ser practicante sea todo un reto por lo complicado que puede ser.

Si este es tu caso debes asegurarte de conocer tus derechos, porque claro que los tienes. El hecho de que aún no tengas título no significa que no tengas derechos al igual que los demás empleados.

Por eso que al momento de firmar un contrato es importante que se conozcan las condiciones en las que se empezará a laborar:

1.- Convenio

La firma de del convenio de prácticas es el primer paso para definir las condiciones en las que laborará el estudiantes y/o recién egresado. Existen las prácticas de tipo preprofesional (aun estudiante) y profesional (recién egresado).

2.- Horarios

Existen diferentes normas para cada tipo de convenio, por ejemplo en el caso de las prácticas pre-profesionales el estudiante debe cumplir una jornada no mayor a 6 horas diarias (30 horas semanales), mientras que el practicante profesional cumple una jornada de 8 horas diarias (48 horas semanales).

3.- Remuneración

La subvención económica mensual, no puede ser inferior a una Remuneración Mínima cuando la persona en formación cumpla la jornada máxima. Para jornadas inferiores el pago de la subvención es proporcional.

Te puede interesar: Conoce los beneficios laborales de un trabajador part time

4. Descansos o “vacaciones”

En el caso de los practicantes los descansos no son remunerados, son subvencionados. Al decir remuneración estaríamos frente a la celebración de un contrato de trabajo, pero en este caso se trata de un convenio de formación, por lo cual, se dirá subvención económica. .

5. Seguridad médico

Cubrir los riesgos de enfermedad y accidentes a través de EsSalud o de un seguro privado con una cobertura equivalente a catorce (14) subvenciones mensuales en caso de enfermedad y treinta (30) por accidente.

Vía: gestion.pe

Lee también: CURSOS GRATUITOS DE DESARROLLO PERSONAL