Conozca los 5 mitos sobre los reclutadores de empleo

Una mala entrevista laboral puede no ser solo culpa del candidato, también de quien lo interroga; aprende a lidiar con los factores que pudieran nublar la visión del reclutador. Por ello, existen algunos mitos que rodean a las entrevistas laborales, aquí cinco de ellos. Toma nota:

1. Los reclutadores son perfectos. El aspirante tiene una imagen casi sagrada de quien lo entrevista, es decir, se le observa como alguien que conoce cada detalle de la empresa, se prepara para el encuentro con el candidato, y tiene en su mente las preguntas perfectas para evaluarlo. La verdad, esa persona detrás del escritorio tiene cientos de currículos por leer y peticiones ‘urgentes’ con las cuales lidiar, así que tal vez esté igual de estresado que tú y no tuvo tiempo de revisar el CV. Cuando hace la pregunta ¿cuéntame de ti?, es señal de conocer poco o nada de la persona.

2. ¡Sólo importan los números! Continuamente se recomienda que al hablar de los éxitos en otros trabajos se incluyan cifras que confirmen los resultados. ¿Aplica esa fórmula en todos los casos?.

3. Lo mejor es hablar y hablar. Hay candidatos que a partir de la primera pregunta se ‘sueltan’ con un discurso y apenas dan espacio de comentarios al final de la conversación. Se cree que mientras más información se brinde, mejor, y se tendrá satisfecho al reclutador. La realidad es diferente.

4. Sueldo, lo primero. Tener datos sobre cómo se cotiza ese puesto en el mercado laboral es indispensable, el problema es que muchos entrevistados hacen mal uso de ese indicador, y desde el inicio se enfocan en números. Aún cuando sea contratación a nivel directivo, hablar de cómo será la compensación salarial, al comienzo, genera una imagen no del todo positiva.

5. El más calificado ‘gana’. La época en que las calificaciones académicas o la carrera estudiada era el principal criterio para contratar se acabó. Un candidato puede carecer de ‘probada’

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion