Conozca los 7 pecados capitales en la oficina

envidia-oficina

Los profesionales ambiciosos no están contentos con ser jefes, desean ser ‘superjefes’. Algunos adictos al trabajo sufren de gula laboral, lo contrario de los perezosos, mientras que no pocos son ambiciosos, llenos de avaricia y envidiosos.

Los especialistas reconocen que “los pecados capitales” son el resultado de dos elementos irremediables para nuestro desarrollo: la comparación y el deseo.

Y la clave para esquivar reacciones desfavorables está la de promover habilidades que de algún modo favorezcan la confianza frenando las hostilidades.

Suscríbete a nuestro boletín informativo




Hay otros entendidos en la materia que señalan que hay tres factores para que la convivencia laboral no se resquebraje :  adaptabilidad, auto control emocional y el optimismo.

Entonces, conocer y descubrir cómo se reflejan los 7 pecados capitales en el trabajo, es clave para aprender a gestionarlos y no caer en sus redes.

1. Pereza

Es la mayor de las tentaciones donde los perezosos aparentan “trabajar” cuando en realidad no hacen nada. Si se topa con este tipo de personas hay que prescindir de él, porque es fácil que su actitud “contagie” al resto de los compañeros resquebrajando la  unidad y productividad del grupo.

2. Lujuria

Despecho o acoso son algunas de sus consecuencias nocivas. Conviene que uno esté atento de un pecado que desde hace tiempo no tiene género.

Y gestionar de la manera adecuada esta debilidad y pasión no solamente es clave, sino que avala la supervivencia y prestigio del profesional.

3. Gula

Es tanta su adicción al trabajo que se transforman en profesionales que nadie admira. Son los llamados workalcoholics, detestables como jefes y compañeros. Y es que la pasión por su actividad hace mella en su carrera profesional y familiar. Para ellos el trabajo es lo único que los motiva.

4. Ira

La intimidación y el grito definen su carácter. Para evitarlos, es recomendable tomar distancia de éstas nocivas emociones, reflexionarlas y conocerlas  como la mejor forma  para el autocontrol.

5. Envidia

No hacen muchos méritos pero se obsesionan de alcanzar de las metas que otros han hecho.Este tipo de manifestaciones puede producir hasta  acoso o bulling, todo para que la persona sea despedida.

6. Avaricia

Siempre están insatisfechos y no se conforman con ser jefes, desean ser “superjefes”.  En algunos casos no escatiman esfuerzos por pasar por encima de todo y de todos con envidia, ira y soberbia.

7. Soberbia

Al tener cierto cargo los convierte en poderosos aprovechándose de ello para conseguir sus objetivos. Sin no tuvieran ese poder, no serían nada. Lo cierto es que su soberbia es el reflejo de su propia debilidad e inseguridad como profesionales.

¿Tienes como compañero de trabajo a uno que esté incluído en la lista de éstos pecados capitales?

Vía: Expansion

comments

Autor entrada: @Equipo Pymex M

Deja un comentario