Consejos de qué se debe hacer en una entrevista de trabajo

Un proceso de selección es como una primera cita: cause una buena impresión, controle la situación, guste al entrevistador, lance los mensajes convenientes y adaptados a las expectativas, y consiga el puesto.

En un proceso de selección no se trata de interpretar un papel convirtiéndose en otro profesional. Conserve su estilo, sea usted mismo, pero de acuerdo a lo que pide la empresa:

– Sonría, demuestre que tiene buen humor. “Si usted no es capaz de introducir un toque de humor en 45 minutos, eso se volverá en su contra”.

– Prepare la entrevista, y ensaye. Pero no pierda su estilo.

– Generalmente una vez que termina el proceso de seleccionador, el entrevistador pregunta “¿tiene alguna pregunta?”. Aproveche la oportunidad. Pregunte, pero no plantee cuestiones vagas o simples. Pida información sobre cómo va la empresa, cómo está funcionando el último producto que han lanzado, cómo será el equipo con el que trabaje o cómo era la persona que anteriormente desempeñaba la función a la que opta.

Algunos trucos

– Demuestre que tiene confianza y que es seguro de sí mismo sentándose cerca del seleccionador. Eso significa que tiene el control.

– Haga tantas preguntas como el seleccionador. Aproveche para conocer mejor el trabajo, la compañía, las funciones que espera realizar…

– Una cuestión que suele caer es la de “dígame algún punto débil” o “dígame tres razones para no contratarlo”. En estos casos hay que convertir lo negativo en positivo. Elija algún defecto que no tenga que ver con el desempeño o los requisitos del trabajo, y responda, por ejemplo, “soy un poco adicto al trabajo” o “soy un perfeccionista”.

– Hable del trabajo. Según Caan, la gente asume que el entrevistador es un experto en su materia, y no siempre es así. Por falta de trayectoria hace preguntas que no tienen nada que ver. En ese caso, el aspirante tendrá que encaminar la conversación hacia la oferta de empleo.

La entrevista de trabajo no termina en cuanto el candidato sale por la puerta. Éste debe interesarse por el proceso mediante una llamada de teléfono o un correo electrónico. Este experto, además, recomienda escribir una nota a mano para dar las gracias. “Quizá no incline la balanza a su favor, pero hará que sea recordado por sus buenos modales y sea tenido en cuenta para futuros procesos de selección”.

Vía: SoyEntrepreneur.com

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion