¿Cuánto tiempo uno debe quedarse en un mismo trabajo?

¿Quedarse o renunciar al trabajo? Para algunos, ocho meses es suficiente, mientras que otros insisten en que uno debe permanecer en un trabajo al menos 6 años, para demostrar la solidez profesional.

Los especialistas señalan que hay dos factores a tomar en cuenta al momento de tomar una decisión: cuánto se está aprendiendo en ese puesto y qué se está aportando al desarrollo de la carrera profesional.

Si uno renuncia a los 8 meses se ve algo terrible, a menos que se tenga una razón objetiva. Eso daría la impresión que la persona no pasó la evaluación de los seis meses o no tuvo condiciones para mantenerse en esa posición en el trabajo.

Lo socialmente aceptado son 18 meses. Ese período da la impresión que se sobrevivió a la evaluación y al período de estabilización en el cargo, mientras que cuatro años (48 meses) es una muestra clara de capacidad para cumplir una función.

Suscríbete a nuestro boletín informativo




Y si se cumple seis años (72 meses) y no se vislumbran ascensos o que a uno le asignen proyectos interesantes, la posición comienza a verse afectada, porque da la impresión que se trata de una persona sin ambiciones profesionales, y aunque no es tan mala como para ser despedida, es percibida como mediocre.

Defender la estabilidad del trabajo

Sin embargo, no todo es saltar de un cargo a otro. La estabilidad también tiene su valor. Por ejemplo, se calcula que a una persona le toma un promedio de dos años el aprender todo lo relacionado con un cargo en una oficina competitiva.

Entonces, si uno es realmente bueno, será promovido y, si no lo es, uno debería irse sólo si se odia el trabajo o se presenta una oportunidad dorada.

También hay que tener en cuenta que muchos cambios en un corto período es un esquema que levanta suspicacias entre los caza talentos. Una de las cosas que encienden las alarmas de un gerente general o un director de recursos humanos es ver a alguien con tres trabajos en menos de cuatro años.

No hay fórmulas mágicas

Frente a los argumentos a favor de los cambios o de la estabilidad, al final conviene tener en consideración que contratar a alguien es algo subjetivo, y algunas reglas están ahí para ser quebrantadas.

Los expertos señalan que si se tiene un gran número de trabajos demuestra flexibilidad, versatilidad y adaptabilidad. Si un está en una compañía por mucho tiempo, hay que asegurarse de desarrollar algo significativo, y luego buscar un reto nuevo e importante.

Vistas las experiencias anteriores, quizás el factor determinante para tomar una decisión es preguntarse a uno mismo qué tanto se disfruta del trabajo.

A fin de cuentas, si un trabajo no es el adecuado para uno, hay que irse. Una elección que hacerla con total confianza en tal decisión.

Vía: elcomercio
Foto: empresariados

comments

Autor entrada: Equipo Pymex S

Deja un comentario