¿Debería interesarte la salud mental de tus empleados?

Ausentismo, baja productividad, ansiedad, falta de socialización, son algunos de los tantos problemas que enfrenta el empleado con estrés laboral. Hoy en día, vivir con estrés se ha vuelto tan común que ya nadie se preocupa de las consecuencias de ésta. Ni siquiera los propios empleadores. ¿Y por qué debería interesarles a los dueños de las empresas la salud mental de sus colaboradores? Porque el exceso de estrés o de problemas psicosomáticos influye directamente en la rentabilidad de los negocios. Según un estudio del Center for Prevention and Health Services, las empresas estadounidenses pierden cerca de 109 billones de dólares por este concepto. ¿Cuánto estás dejando de ganar por el estrés laboral?

  1. Por un ambiente laboral sano

Tu primera tarea como dueño o jefe de una organización es brindar un ambiente sano a tus colaboradores. Si estás esperando que los empleados den el cien por ciento de sí haciéndoles trabajar más allá de las horas señaladas por ley o, obligándolos a continuar con el trabajo en sus hogares, no obtendrás nada positivo y, por el contrario, observarás que paulatinamente la productividad de tu negocio comienza a caer.

Para empezar te proponemos 3 ideas que esperamos implementes en tu negocio:

  • Promueve el deporte entre tus empleados, ya sea a través de vales de descuento para el gimnasio o, para clases personalizadas de yoga, aérobicos, etc. Está comprobado que el ejercicio ayuda a disminuir el estrés laboral.
  • Establece horarios “libres” dentro de la rutina de trabajo. Tus colaboradores necesitan espacios de esparcimiento, en los cuales puedan conocerse a profundidad con sus compañeros.
  • Contrata a un profesional especialista en técnicas de relajación. Agendas de actividades diarias, técnicas de respiración y de motivación, son algunas de las cosas que el especialista puede enseñar a tus colaboradores.
  1. Pon suma atención a los problemas mentales

Cuando a los empleados se les menciona la palabra “psicólogo”, la piel se les eriza y ya se ven en la calle tras terminar el examen realizado por este profesional. Indícales que el psicólogo no está en la empresa con el objetivo de reducir personal sino, todo lo contrario, para ayudarlos en su difícil combate contra el estrés laboral. En algunos casos, el estrés laboral puede haber dejado secuelas terribles, como neurosis o paranoias que hay que seguir y tratar de inmediato.

Si encabezas una organización demasiado grande, ya existen herramientas en Internet que permiten detectar, a través de simples tests, problemas de corte psicológico entre los empleados. Puedes aplicar estas herramientas en tu empresa, y que un psicólogo monitoree los resultados desde su oficina.

  1. El estrés es una enfermedad y hay que tratarla

Cuando nos torcemos una pierna, ¿qué hacemos? Vamos a un médico para que nos trate. Sin embargo, en el caso de los problemas mentales, la ayuda de un especialista es considerada como superflua. Y no debe ser así. Al igual que en las enfermedades comunes, las enfermedades mentales, entre ellas el estrés severo, deben tratarse clínicamente. Y tú debes acompañar a tus empleados en dicho tratamiento. Su bienestar es el tuyo y el de la organización.

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.