Disfruta de tus logros sin recibir distinciones

Logros sin recibir distincionesEl éxito en su empleo no depende únicamente de usted, no desespere ni se estrese. Intente sacar partido de la satisfacción del trabajo en equipo.

En la mayoría de los trabajos, el mayor triunfo se logra en equipo. Por esta razón, si cree que no se reconoce su contribución quizá deba plantearse dar un giro a su vida. Diego Martos, director de Di Towanda –imparte formación en liderazgo con técnicas teatrales–, afirma que cuando el éxito no depende de uno mismo “hay que actuar con sentido de la autogestión, porque es algo efímero y puntual. La autoestima y la confianza son esenciales para que llegue el momento de la verdad”.

Pero no todos los profesionales son capaces de actuar de esta manera porque, como explica Paco Muro, presidente de Otto Walter, “cuando se trabaja en equipo o en una cadena puede sentirse una sensación agridulce. Dulce por formar parte de un grupo y estar acompañado en el empeño; y agria porque al final el buen resultado de la actividad que te atañe depende de que el resto haga bien su trabajo y, en eso, no tienes ninguna capacidad de influencia. Cuando uno es equipo disfruta del logro común como propio”.

Muro apunta que “cuando alguien trabaja en un entorno en el que el resultado final no depende de su aportación porque está en manos de otro, es bueno ser equipo, alegrarse del logro de cada uno, compartir el éxito final y concentrarse en hacer bien la parte que toca”. Pone un ejemplo: “Es como si en un equipo de paracaidistas, los dobladores de los paracaídas no se alegraran de que los saltadores logren sus piruetas y aterricen con seguridad”.

Josep Ginesta, director del área de personas de la UOC, dice que “cuando el resultado no depende de uno mismo, conviene recordar que uno puede ser facilitador de la consecución del éxito. Es clave poder reconocer en el momento oportuno que uno ha hecho todo lo que debía, aquello que estaba en sus manos, y que el resultado, en entornos cada vez más complejos y llenos de incertidumbre, depende de demasiadas vicisitudes”.

Sin embargo, a cualquier profesional le gusta recibir felicitaciones por sus méritos, y si no es así, algunos se bloquean. Ignacio Álvarez de Mon, profesor de comportamiento organizacional de IE Business School, explica que, para evitar este tipo de frustraciones, el individuo debe tener muy claro el concepto: “Cuando se habla del éxito condicionado por factores externos, la definición es una trampa, porque a la larga los pequeños logros se pueden volver en su contra. El profesional debe asumir el juego y ser consciente de que no todo depende de él”.

Cómo hacer para no explotar en el trabajo