El Acoso laboral en las diferentes empresas

El Acoso laboral en las diferentes empresasEl hostigamiento es otra forma de violencia laboral que se presenta con gran frecuencia en las empresas u organizaciones. Este tipo de delitos son los que tienen el mayor índice de impunidad, además se distinguen varios tipos de hostigamiento, desde el leve y verbal, hasta el físico.

Hostigamiento y acoso sexual. La diferencia entre uno y otro está en la existencia de una relación jerárquica de poder (hostigamiento) o la ausencia de ésta (acoso). Sin importar el término, las conductas asociadas a una u otra pueden ser las mismas. Por ejemplo, las personas acosadoras se distinguen por un coqueteo de forma ofensiva, acercándose sin motivo a la víctima y si se sienten contrariados por la respuesta de ésta, adoptan posturas de halago, de represalias, o ambas.

El retrato estandarizado del acosador es que se trata de un varón mayor de 40 años, casado, con una vida familiar y sexual insatisfactoria, necesidad de autoafirmación y control. Pero existen muchas excepciones a este prototipo. Hay mujeres que también hostigan sexualmente, al igual que personas jóvenes que no necesariamente tienen un mayor rango jerárquico respecto a la víctima.

En cuestión laboral, hay una “línea delgada” entre llevarse bien con los compañeros y el acoso. Cuando la persona empieza a ser insistente, por ejemplo, invitar a cenar o a salir de viaje a una compañera, aún cuando ésta ha mostrado rechazo, es momento de poner un alto y denunciar esa conducta. Por ello, conoce diversos grados de acoso sexual en el trabajo, entre éstos:

– Hostigamiento leve y verbal. En este caso, el empleado (a) hace chistes, comentarios, conversaciones de tipo sexual, silbidos o piropos ofensivos.

– Hostigamiento no verbal, sin contacto físico. Las conductas características en este caso son las miradas lascivas, gestos obscenos y guiño de ojos, por citar algunas.

– Acoso verbal grave. Se refiere a llamadas, cartas o mails no deseados, presiones por parte del acosador para salir a tomar o cenar con un empleado, y lo hace en forma privada y/o pública.

– Hostigamiento verbal con contacto físico (no deseado). El acosador llega al grado de tocar, pellizcar, dar palmadas, sujetar de la cintura, rozar intencionalmente o acorralar a la persona, con tal de tener un contacto con él o ella.

– Hostigamiento físico. Consumación del acto sexual bajo presión.

Fuente: CNN Expansión

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion