El análisis del reclutador ante los profesionales

El factor desarrollo está en el tope de la lista de peticiones de los recién egresados, y mientras más edad tengan, su interés se concentra más en lo económico, añade la especialista. A cambio, las firmas necesitan personas que garanticen el desarrollo de ideas y den su talento a la compañía, afirma Ivette Calvet, consultora en atracción de talento de la firma brasileña Cia. de Talentos.

Para la consultora en atracción de talento, existen 12 competencias clave que las compañías examinan en los aspirantes a ocupar un puesto dentro de su organización:

1. Capacidad de análisis. Implica “ver más allá de lo que se tiene enfrente”, explica Calvet. Se evalúa que la persona sea consciente de los impactos, ventajas y desventajas de las decisiones asumidas. ¿Qué pasa si tomo el camino A o el B? ¿Cómo afecto las diferentes áreas del negocio? Son preguntas que engloban este tipo de competencia.

2. Visión de negocios. Un error es pensar que tu trabajo será independiente o tu área es la más importante. Al contrario, hay que tomar consciencia de que tu trabajo afecta las demás áreas, y desde una perspectiva global, necesitas buscar oportunidades para el negocio.

Suscríbete a nuestro boletín informativo




3. Liderazgo. Los reclutadores se fijan, a través de varias dinámicas y preguntas, si el profesional es capaz de guiar a otros para lograr mayores estándares de desempeño. Aquí la clave es potenciar palabras orientadas a que se trabajará por dar lo mejor de uno mismo y ayudar a que los demás logren ese cometido.

4. Orientación al servicio. El empleador querrá saber cómo podrías aportar a este punto, es decir, cómo encaminar tus acciones de trabajo para cumplir con las necesidades de clientes internos y externos.

5. Orientación a resultados. El reclutador se fijará en qué tan capaz eres para cumplir con tus proyectos, en tiempo y forma solicitados.

6. Innovación y creatividad. En todas las áreas se necesita gente que encuentre la manera de hacer y llegar al resultado en menos tiempo y al menor costo; esto es un ingrediente muy valioso ante los ojos del reclutador.

7. Influencia y desarrollo en otros. Reflexiona sobre cómo has apoyado las ideas de otros en anteriores trabajos, y cómo harías esta acción en el nuevo empleo. Pensamiento clave: “si a todos les va mejor, a mi me irá mejor”.

8. Empuje y proactividad. Desde la entrevista muéstrate abierto a conocer, preguntar, pierde el miedo a ser escuchado y, en su lugar, piensa en ideas que puedas sugerir para mejorar el negocio.

9. Trabajo en equipo. Demostrar que te preocupas más por resultados individuales, sin pensar en el desarrollo de los compañeros y en cómo sacar los resultados juntos, te resta puntos.

10. Compromiso. El reclutador valora a los candidatos que van más allá de lo que les piden y de lo inmediato. Como profesional “tienes que ir cuatro pasos adelante de la empresa”, además, cumplir con la calidad requerida y aspirando a alcanzar el mejor resultado posible.

11. Autodesarrollo y aprendizaje continuo. Examinarán tus deseos de crecimiento personal y profesional constante, así como tu destreza para aprender de las diversas experiencias que vivas.

12. Tolerancia a la frustración. Si eres de las personas que se ‘auto descartan’ cuando una de sus ideas no se tomó en cuenta, y piensas “todo lo que yo digo no sirve de nada”, es momento de cambiar la mentalidad. Las palabras ‘crezco’ y ‘¿qué más necesitas?’, pronunciadas ante una dificultad, tienen una mejor recepción.

Vía

Artículos Relacionados

comments

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion