El trabajo después de la jubilación

jubilación

Los altos ejecutivos por lo general terminan su carrera gerencial entre los 55 y 60 años, luego de haber cumplido un ciclo de 25 a 35 años de gestión a la cabeza de una o más organizaciones. Pero no necesariamente acceden a la jubilación para descansar, estos profesionales pueden aspirar a distintas actividades para finalizar su vida laboral.

La decisión de jubilarse de una empresa a esa edad hoy tiene que ver con la búsqueda de nuevos horizontes o realizar un proyecto personal. El proceso para dejar el trabajo puede durar entre nueve y 18 meses, tiempo suficiente para planear qué hacer en el futuro.

Las nuevas opciones

La más cotizada es transformarse en un consultor externo y así seguir trabajando para una o más empresas en las áreas donde es experto, pero ahora con un número menor de horas.

Suscríbete a nuestro boletín informativo




En el caso de Chile, la industria minera valora mucho a los profesionales senior y contratan como consultores externos a personas de entre 65 y 70 años, ya que se aprecia su experiencia de casi 40 años en ese sector. En el caso de Brasil y Argentina, se busca la experiencia del ejecutivo senior en empresas familiares y consultoras. En Brasil también es común que se le contrate como consejero o chairman en los directorios de las empresas.

Una buena alternativa también es enseñar en universidades, debido a su experiencia en materias de gestión. Las escuelas de negocios siempre buscan a este tipo de profesionales para profesores part o full time, además de conferencistas para realizar charlas o clases magistrales.

Finalmente, también está la posibilidad de emprender, pero en una actividad que haya sido su pasatiempo, ya que la parte económica suele estar resuelta.

Cualquiera sea la opción que elijan, es importante que estas personas que optan pro la jubilación sepan que trabajarán sin ningún tipo de garantía: la remuneración dependerá de los proyectos, su sueldo será irregular, a veces habrá mucho trabajo y buena paga y a veces no, una inestabilidad típica del emprendedor, pero con muchas opciones de éxito.

Vía: Mba.americaeconomia.com

comments

Autor entrada:

Deja un comentario