Entrevista de trabajo: líbrate de estas 4 malas costumbres

entrevista de trabajo

Todos tenemos buenas y malas costumbres que hemos adoptado en el transcurso de nuestras vidas. Estas malas costumbres pueden ser molestas en nuestra vida privada, pero pueden ser fatales en nuestra vida profesional, especialmente durante una entrevista de trabajo. Aquí te brindo las 4 malas costumbres de las cuales debes deshacerte durante una entrevista de trabajo.

1. Ceder al pesimismo

Todo empieza con la actitud. Debes ser muy atento a tu manera de pensar durante tu búsqueda de trabajo. Si hace más de 1 mes que estás buscando un trabajo, es probable que te hayas vuelto un poco pesimista. Tu actitud tiene un impacto aunque no seas consciente de eso. Tu desánimo puede resentirse en tu manera de interactuar durante tu entrevista de trabajo, pero debes saber que los reclutadores quieren contratar a personas positivas y motivadas. Para permanecer positivo durante tu búsqueda de trabajo, debes tratar de cambiar tu estado de ánimo, para ser más positivo.

2. Tomar la entrevista a la ligera

Prepara tu entrevista pensando en qué recuerdo quieres dejar al reclutador. Identifica 3 cosas que quieres decir sobre ti mismo: ¿quieres parecer creativo?, ¿imponerte como líder?, ¿mostrar que puedes motivar a un grupo de personas? Luego deberás informarte sobre todo lo que hace la empresa y sobre sus objetivos. Utiliza estas informaciones para integrarlas durante tu presentación.

3. Ser demasiado informal

Los errores más comunes que pueden arruinar tu entrevista están ligados a la comunicación. Cuando mandas un correo a tu empleador potencial, tu tono no debe parecer informal. Cuando te llaman para una entrevista, procura tener un aspecto profesional de pies a cabeza. Elige un atuendo clásico o un terno. Presta atención a los zapatos y accesorios que usas, porque dicen mucho de ti. Y, nunca te olvides de apagar tu celular.

4. Parecer arrogante

La primera señal que debe advertirte de que te estás volviendo arrogante, es cuando te atribuyes todos los méritos de los éxitos de tu antigua empresa. Mantén un justo equilibrio entre los proyectos en equipo y los éxitos personales que tuviste en tu antigua empresa. Enfócate en hablar más del trabajo en equipo y de la colaboración en tu antigua empresa. Si acabas de obtener tu diploma, ten cuidado de no parecer arrogante. No te olvides que eres nuevo en el mundo del trabajo. Es muy importante que hagas entender al reclutador que estás buscando nuevas oportunidades y que estás dispuesto a aprender de tus colegas.

Deshaciéndote de estas 4 malas costumbres podrás tener más posibilidades de obtener un mejor trabajo, y no solo eso, te ayudará en tu vida profesional. Recuerda que primero debes identificarlas, y luego trabajar en ellas, no es tan difícil como parece.

¿Qué otra mala costumbre crees que no te ayudaría a conseguir un nuevo empleo?

Vía: references.be

Artículos Relacionados

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.