¿Eres el compañero con el que todos quieren trabajar?

colegas

El trabajo en equipo más que un lujo es una necesidad para sacar adelante a una empresa, es por eso que se ha vuelto imprescindible contar con empleados colaboradores y participativos que generen confianza y aprecio dentro de la organización. Como empleado ¿Crees que eres el compañero con el que todos quieren trabajar?

El centro laboral ocupa un espacio importante en la vida, es el lugar en donde se pasa la mayor parte del día y donde se establecen vínculos importantes. Por eso es esencial ser un colega con el que todos quieren trabajar y los demás pueden respetar en base a sus cualidades.

Establecer una buena relación con los colegas no siempre resulta ser algo sencillo, es un reto lidiar con personas de diferente carácter y formas de pensar. Si quieres ser de esos colegas con los que todos quieren trabajar, pon en práctica estas cualidades:

Suscríbete a nuestro boletín informativo




  • Usar la tecnología moderadamente

En muchos países el uso excesivo de las redes sociales ha sido el causante de despidos, estar pendiente del trabajo no significa estar conectado todo el día. Solamente hay que conectarse cuando es necesario, integrando estas herramientas en las formas de trabajo habitual.

Conocemos la importancia del entorno digital para ser más productivos y eficientes, y es inevitable no hacer uso de las nuevas tecnologías, sin embargo no hay que abusar de ellas sin motivo, ya que puedes generar molestias en tu entorno laboral.

  • Sugerir

El imponerse ya quedo en el olvido de muchas organizaciones, para ser un buen colega sugiere y explica los motivos. Un equipo de trabajo productivo se caracteriza por guiarse de distintos puntos de vista para llegar a un objetivo común, después de todo es un grupo humano liderado a base de confianza.

Los líderes no se basan en una autoridad discriminada, se hacen a base de la confianza que generan en sus colegas, llegando a causar admiración de manera natural.

  • Participar

Pertenecer a un equipo de trabajo puede generar confort y comodidad, llevándote a una rutina laboral perjudicial. Es necesario que te intereses por lo que los demás aportan, prepárate para los nuevos desafíos que se presentan.

  • Crecer con respeto

La ambición es parte de cada ser humano, como empleados todos quieren mejorar y aspirar a mejores puestos. Mostrar las ansias de desarrollo no es malo, pero si se demuestran con respeto hacia los demás, no puedes crecer profesionalmente maltratando o aprovechándote de tus colegas.

La cara opuesta de los buenos colegas son los empleados tóxicos, aquellos que se cuelgan de los méritos ajenos y tratan de no asumir las tareas más complejas.

Todos quieren trabajar en un ambiente de confianza, que solo se logra a base de respeto.  Más que un grupo de personas, se quiere un verdadero equipo de trabajo comprometido y productivo.

 

  • Mantener la humildad

No importa que tan bueno seas en una tarea laboral, es importante mantener la humildad y respeto con los colegas. Un equipo se basa en personas que unen habilidades logrando objetivos en común, mientras más capacitados estén, mejores serán los resultados: no dudes en compartir conocimiento.

  • Control del estrés

Alguna buena o mala actitud puede contagiar a todo el equipo, controlar el estrés y ansiedad es clave para un grupo ganador. Se aprecia mucho a un colaborador que es positivo, que da opiniones constructivas y destaca el lado bueno de lo negativo.

  • Ser coherente

Para ser un colega admirado necesitas ser coherente entre lo que dices y haces, predica con el ejemplo, eso mostrará tu sinceridad. En el ambiente laboral los colaboradores parece que estuvieran en una batalla por el reconocimiento, es por eso que la honestidad es un valor realmente admirable.

  • Asumir responsabilidades

Todos quieren trabajar con alguien que no escape de sus responsabilidades, que por una falla personal no culpe a su equipo o líder. Los empleados admirables aceptan valientemente sus errores, una actitud que es apreciada por muchos.

  • Ser abierto a opiniones diferentes

Todos no comparten las mismas opiniones dentro del trabajo, hay que ser paciente y tolerante a diferentes posturas. Tus compañeros tienen que verte como alguien accesible y abierto a nuevas ideas.

Un ambiente de respeto y empatía crea un grupo de trabajo unido, es importante que entiendas las posturas de otros, aunque no concuerden con las tuyas.

  • Practicar la amabilidad

Para ser admirado en cualquier entorno social necesitas ser cortés y amable con los demás, desde el primer día trata a los demás como te gustaría que te traten. Por más que haya roces con otros compañeros, es preferible mantener el profesionalismo, lo mejor es mantener la distancia en un ambiente de respeto.

  • Los problemas se quedan en casa

Nadie desea lidiar con un empleado que anda contando sus problemas, deja las malas experiencias de casa y ve con mente positiva al trabajo. Ya que de lo contrario podrías ser considerado antipático en el ambiente laboral.

  • Separar las relaciones laborales y personales

No hay que confundir las relaciones laborales con las personales, dentro del trabajo, los verdaderos amigos son pocos, las amistades duraderas se dan a base de tiempo y respeto.

Es mejor evitar las relaciones sentimentales dentro del trabajo, esto solo genera incomodidad y chismes mal infundados.

  • Colaborador

Todos quieren trabajar con colegas que gustan de colaborar y compartir sus conocimientos, un equipo se trata de eso de salir adelante juntos.  Sé amable y colaborador, pero siempre mantén los límites para que no abusen de ti.

  • Conocer a los compañeros de trabajo

Las primeras impresiones engañan, darse el tiempo para conocer a los compañeros de trabajo es una buena solución para conocer a grandes seres humanos.

  • No hablar a espaldas de los demás

No dudes en decir lo que piensas, siempre que sea con respeto y educación, un buen colega no teme en decirle a otro lo que opina. Es una actitud que los compañeros agradecerán, ya que no se anda por ahí hablando en voz baja y generando desunión.

De surgir algún conflicto, es mejor resolverlo de manera directa con la persona y mediante un dialogo alturado, es lo mejor para mantener el profesionalismo.

Vía: negocios.uncomo y quiminet

foto: buscojobs

 

comments

Autor entrada: tania24

Deja un comentario