Estrategias para retener a tus empleados

Una estrategia de administración y manejo de personal completa no es tal si ésta no incluye una táctica efectiva para retener a los empleados. Sobre todo, si tomas en cuenta el esfuerzo que implica reclutar personal valioso para tu empresa.

Muchos dueños de negocios y administradores piensan que la retención se basa en cosas que tienen que ver con compensación, por ejemplo, sueldo, prestaciones e incentivos, cuando en realidad las motivaciones van mucho más allá.

Por lo tanto, una estrategia de retención efectiva debe dirigirse tácticamente y concentrarse en lograr cuatro elementos principales: desempeño, comunicación, lealtad y ventaja competitiva. A continuación, un análisis de cada uno.

Desempeño. El beneficio de contar con objetivos medibles para los empleados es bastante obvio para la mayoría de los dueños de negocios y los administradores. Estudio tras estudio se confirma que la gente tiene un profundo deseo de sentir que tiene éxito y que sus talentos y capacidades se están aprovechando de manera realmente significativa para la empresa. Cuando las personas sienten que sus acciones contribuyen a que se cumpla ese deseo, empiezan a desarrollar un sentido de pertenencia y el sentimiento de que tu compañía es su compañía.

Comunicación. El segundo elemento esencial en la estrategia de retención es la comunicación, específicamente, el proceso comunicativo que está estructurado para informar, enfatizar y reafirmar a los empleados que las contribuciones que hacen en el lugar donde labora tienen impacto. La pregunta es: ¿cómo sabes cómo se siente tu colaborador con respecto a su desempeño, la compañía y su ambiente de trabajo? Implementada de forma adecuada, la comunicación con tu equipo de colaboradores te proporcionará los elementos que necesitas para saber cómo se sienten al trabajar para tu negocio.

Lealtad. El tercer elemento es la lealtad verdadera, la cual no es un requerimiento impuesto, sino una respuesta natural a la confianza, el respeto y el compromiso que tu compañía brinda a los individuos. Cuando muestras lealtad a tus empleados, ellos te responderán con compromiso y fidelidad a tu empresa. Recuerda que la gente no llega a trabajar contigo siendo leal; esto se desarrolla gradualmente, al paso del tiempo, conforme reciben tu confianza, respeto y aprecio. Para construir las bases, comienza por reflexionar sobre cómo les vas a hacer patente tu compromiso.

Ventaja competitiva. Aunque esto puede sonar extraño al principio, piénsalo un poco: la gente quiere trabajar para un ganador. ¿Qué distingue a tu compañía de tus competidores? ¿En qué forma tú y tus empleados representan una diferencia para tus clientes, tu industria y tu comunidad? Tómate el tiempo para identificar e informar a tus clientes y empleados acerca de tu ventaja competitiva única.

Vía: SoyEntrepreneur.com

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion