¿Cómo responder las preguntas frecuentes de una entrevista de trabajo?

Las entrevistas de trabajo es uno de los momentos donde la gente se pone más nerviosa, muchas veces por la inseguridad de saber que responder. Para que no te ganen los nervios y vayas bien preparado hemos hecho una lista de las preguntas frecuentes y como debes contestarlas:

Pregunta: ¿Explique algo sobre usted?

Se supone que es una pregunta rompehielos, para relajar y comenzar la entrevista de trabajo en un ambiente distendido. Como el entrevistador ya tiene tu currículum delante, no hace falta que le expliques cronológicamente tu vida laboral. Trata de ser breve y demuestra tus capacidades profesionales, en lo posible comentando ejemplos para apoyar tu exposición.

Pregunta: ¿Cómo te definirias?

Suscríbete a nuestro boletín informativo




Esta pregunta es muy común y si bien no hace falta preparar un discurso previo al respecto, en primer lugar porque se notaría que te lo aprendiste de memoria y quedarías muy mal parado, seria bueno reflexionar sobre algunos calificativos que destaquen tu personalidad, siempre resaltando tus puntos fuertes, hablando de tus cuestiones negativas que sean muy generales y no te comprometan, o bien evadiéndolas por completo.

Pregunta: ¿Qué hace en su tiempo libre?

Trata de vincular alguna de tus opciones de ocio con la labor que desempeñas, siempre que sea posible. No sería lógico que uno de los hobbies de un periodista sea lectura o el de un programador navegar por Internet.

Pregunta: ¿Cúales son tus mayores virtudes y tus defectos?

Nuevamente mentalízate sobre estos puntos, respecto a tus virtudes, elige las que tengan alguna repercusión en lo profesional, por ejemplo: responsabilidad, tenacidad, afán de superación, etc. y en cuanto a los defectos, trata de ser realista y comenta algún defecto real y acto seguido, cuenta qué estás haciendo para mejorarlo.

Pregunta: ¿¿Tienes novio/a?; ¿Tienes intención de quedarte embarazada?, ¿Eres católico/a?

Estas cuestiones sin lugar a dudas pueden provocar incomodidad. En estos casos no estas obligado a contestar, puedes responder amablemente, con cordialidad preguntando si es realmente importante para el proceso de selección, o bien responder con total sinceridad.

Pregunta: ¿Cúales son tus planes a futuro?

A las empresas les gusta saber que sus empleados tienen claras sus metas y se guían por un plan de carrera. No obstante, intenta no ser demasiado concreto y toma tus aspiraciones en sentido genérico. Por ejemplo, explicar que esperas tener un trabajo que sea un reto continuo y permita desarrollarte profesionalmente y personalmente. En este tipo de preguntas es acertado apuntar tu inquietud por aprender, por el reciclaje profesional, aspectos que esperas que la empresa sepa valorar e incentivar.

Pregunta: ¿Cúal ha sido el error más grande que has cometido?

Ojo, aquí lo que querrán saber es tu capacidad para aprender y no volver a cometer los mismos errores. Verán tu forma de actuar presente a partir del pasado y tu capacidad para solucionar problemas.

Pregunta: ¿Por qué quiere trabajar con nosotros?

Es importante conocer algunos datos de la compañía: sector, situación estratégica respecto a sus competidores, proyectos inmediatos. De esta manera, estarás capacitado para responder de una forma razonada y dejarás bien clara tu iniciativa e interés por el puesto.

Pregunta: ¿Por qué cree que deberíamos contratarte?

Con estas preguntas el entrevistador sabe hasta donde estás dispuesto a luchar por el trabajo. El empresario quiere a alguien entusiasmado por conseguir trabajar para él, dispuesto a dar lo mejor en su beneficio. Nuevamente trata de informarte lo mas que puedas sobre la empresa para demostrar tu interés en el puesto ofrecido.

Pregunta: ¿Por qué quiere cambiar de empleo?

Es importante que sólo digas aspectos positivos como deseos de mejorar profesionalmente y aprender, asumir mas responsabilidades o ganar experiencia. De ninguna manera hagas referencia a conveniencias económicas o geográficas, y en ningún caso critiques a tu antigua compañía o colegas. Dejará un pésimo sabor de boca en el entrevistador, que pensará que no eres una persona de fiar.

Pregunta: ¿Cúales son sus expectativas económicas?

Pregunta esperada e incómoda a la vez. La mejor manera de abordarla es decir que se espera un salario acorde con nuestro aporte y responsabilidades, o bien tirando la pelota para el otro campo respondiendo con otra pregunta como: ¿Cuánto gana un nuevo empleado en esta empresa? Seria bueno en todo caso informarse sobre el sueldo medio del puesto de trabajo en cuestión, y también explicar que estás más interesado en las oportunidades que te brinda el trabajo mas que en una retribución elevada, para no demostrar que sólo nos interesa el dinero. Si todo sale bien, el momento de negociar el salario será mas adelante cuando el empleo ya sea tuyo.

Hay que aclarar que estás respuestas que les damos no les asegurará un puesto de trabajo, ni tampoco es la respuesta que el entrevistador espera de nosotros. Simplemente es una guía sobre las preguntas más frecuentes y las respuestas que pueden dar, todo depende del trabajo que estén postulando y el entrevistador que les toque.

Fuente: WordPress.com

{fcomments}

comments

Autor entrada: msakiya

Deja un comentario