Las redes sociales pueden causar tu despido en la empresa

Las redes sociales pueden causar tu despido en la empresaSi un usuario de Facebook u de otra red social  que realiza una publicación que compromete la reputación de la empresa para la que trabaja, esto puede ser causal de despido.

Con la irrupción de las redes sociales, muchas compañías debieron redactar políticas de uso y establecer normativas claras sobre lo que los empleados pueden y no pueden hacer en las plataformas online, así como si está permitido su acceso en las oficinas y en horario laboral. Los usuarios que usan las redes sociales para criticar a la empresa para la cual trabajan, a sus jefes o compañeros de trabajo comprometen su empleo.

En su muro de Facebook, muchos usuarios pueden sentir el deseo irrefrenable de liberar sus quejas respecto a la empresa para la que trabajan, criticar a sus compañeros o, incluso, a los clientes de la compañía. Pero, en estos casos, la espontaneidad puede resultar un arma de doble filo y ponerlos ante una situación capaz de comprometer su puesto de trabajo.

Al utilizar una plataforma de sociabilidad online es imprescindible entender que las opiniones que allí se vierten pueden afectar la reputación de otras personas u organizaciones. La vida personal pertenece a cada uno pero, cuando los comentarios de un empleado afectan la reputación de la empresa de la que se forma parte, la línea que separa el ámbito profesional del privado se vuelve muy difusa.

Suscríbete a nuestro boletín informativo


Entonces, ¿cómo debemos comportarnos?

Lo primero que debemos tener en cuenta es el grado de privacidad de las redes en las que participamos. Si nuestro perfil de Facebook está abierto a todos los navegantes, no hay dudas de que cualquier contenido que publiquemos podrá ser visto por nuestro empleador. Y, aun cuando la posibilidad de acceder a nuestra información esté restringida a nuestros amigos, ¿quién no tiene a algún compañero de trabajo entre sus contactos?

Lo cierto es que debemos entender que las redes sociales son espacios abiertos y de amplia visibilidad. La mayoría de nosotros no criticaría su trabajo delante de una cámara de televisión. Entonces, ¿por qué hacerlo a través de Facebook o Twitter?. Las compañías buscan, justificadamente, tener la mejor reputación posible en el espacio online y un empleado que habla mal de la empresa para la que trabaja no es precisamente lo que podríamos llamar una buena publicidad.

Si quieres evitar problemas, debes estar seguro de que las redes con las que se comparte la información son privadas, porque lo que se diga obviamente puede ser usado en tu contra.

Fuente: Puro Marketing

Artículos Relacionados

comments